17 julio 2009

Como la costa de mi pelo
sumergida ante un follaje de continuación;
te encuentro sumiso,
frente
al
fósforo que habita en la melancolía
del mangrullo.

1 comentario:

Lena dijo...

Salvando las distancias, es casi perfecto y redondo ritmicamente como un haiku, y digo casi porque metricamente está ordenado de manera distinta, aunque de métrica no se nada y hasta me importa un comino, que tanto.