30 julio 2009

Paréntesis

Ella le dijo que no había para qué llenar el espacio en blanco, que a veces era mejor así, sin letras ni llantos. Le dijo que no había que insistir, que simplemente la historia no estaba de su lado, que las letras ya se habían terminado. Él miraba y le parecía que las comas y los puntos no eran suficientes, que faltaba algo, que quedaba uno o dos párrafos aún por escribir. Ella no se notaba muy convencida. Él la besó. Agregaron un paréntesis.

http://notasapuntesyotros.blogspot.com

Ley Primera (y única) Fundamental del DERVATOLIRUM. (Última parte)

Paradoja del Corolario de la Ley Primera (y única) Fundamental del DERVATOLIRUM.


Sí, una tercer variante, destruir esta caverna infernal de temores introducidos al alma artificialmente, recuperar nuestro preciado juguete, nuestro universo paralelo, nuestro origen mismo. Nuestro primer dialecto, aquel basado en sentires; no en meras letras.
Este nuevo, o viejo mundo, donde cada uno es dueño de su destino, lo crea y recrea a cada momento con cada decisión, con cada movimiento, sin premeditación, ni restricción, sin control, adoptando éste como sólo una palabra del mundo de hoy, que para entonces será añejo, verdoso, mal oliente y deplorable, pero histórico. Una cicatriz que estará para jamás desaparecer, para no caer nuevamente en la cámara de los suplicios, en este constante purgatorio, en este gran pozo.
Vivamos… convivamos con el hecho de que podríamos cambiar el significado de control, porque existe el auto control, con el que nos auto infligimos dolor a cada instante, vivamos muriendo por dentro hasta no soportar más este gran péndulo, hasta finalmente decidir hacer algo con nosotros mismos, por nosotros mismos. Siempre existe frente a nosotros, aquel que también quiere hacer la revolución. Sólo resta querer verlo.

Clark Kent


http://revistapis.blogspot.com

Una vaga reflexión

En una pareja, ambas partes tienen un proposito: desarrollarse a sí mismas. Es una voluntad que va más allá de la otra parte. Lo más importante en la vida de cada uno es superarse a sí mismo.

Cuando la pareja tiene un hijo, ese proposito se ve relegado a un segundo y hasta quizás tercer plano. El proposito primordial de ambas partes es críar a ese hijo para que sea una persona correcta (en relación a los criterios que cada parte tenga de lo que comprende una persona correcta). Durante los primeros años de la vida del hijo, la tarea de crianza es llevada a cabo en armonía.

El proposito de superación propia queda de lado y el individuo, dentro de la pareja, advierte que para criar al niño debe: .trabajar y .estar-en-casa
Trabajan para poder mantener la vida y estan en casa para encargarse de la crianza del niño
A su vez, la monotona y aburrida vida "indoors", la vida dentro de casa, debe ser llevada adelante de algún modo sólo el tiempo que el niño necesite de la supervisión de los padres.

El sistema economico-politico-social en el que vivimos advierte esto y produce constantemente comodidades para no tener que salir de casa.
Cuando el hijo crece y pretende independizarse, los padres experimentan un terror ante la perspectiva de su futuro. Sus vidas pierden sentido.


Se puede evitar esto
Pero tenemos que haber desarrollado una gran fuerza

29 julio 2009

Otra burda voluntad explicativa que concluye en poca cosa

El arte como una hemorroide: hexasílabos y eneasílabos confundidos entre cubismos y jazz, swing y blues, derramándose abstractamente por el hueco rectal forzándolo todo alrededor, sumamente doloroso y triste, un baño de sangre y lágrimas.
- Lo que acaba de decir es un asco…
El arte es un asco.
- … escatológico.
Nada más escatológico que el arte, señora.
- ¡Pero qué dice!, el arte es algo bello, sublime.
Por supuesto, nada más bello y sublime que el arte.
- (Resoplido) Usted es un estúpido.
(Algarabía) ¡Exacto! ¡Nada más estúpido que el arte, mujer!

28 julio 2009



http://www.flickr.com/photos/fedenistico

Siempre habrá mañanas de sol

Aun cuando el tiempo todo lo deshaga,
aun cuando el silencio se quede con mis palabras…
siempre habrá mañanas de sol.

Cuando mis manos solo sostengan restos
y en mis ojos no haya más que lagrimas secas
Siempre habrá mañanas de sol
despertando sobre las casas de los otros,
sobre las casas de aquellos que supieron como ser feliz.

Aun cuando la suerte se empeñe en no estar a mi favor,
aun cuando mi destino lo escriban mis enemigos
y mi futuro sea un pasado en constante repetición
Siempre habrá mañanas de sol,
siempre habrá un nuevo día esperando por nacer.

Aun cuando tus caricias se conviertan en puños
y la soledad, fiel compañera, en mi nuevo artilugio.

Aun cuando la nada rodee mi todo
y me hunda cada vez mas
Siempre habrá una mañana de sol,
a la vuelta de la esquina,
esperando renacer
como ayer
y hoy…

Aunque hoy… Hoy solo es papeles en blanco desparramados,
tazas de café frio
y fotografías de algo que no volverá…

Y en mi corazón anidadas, miles de anotaciones
Y en mi pecho, angustiadas, miles de frustraciones.

Siempre habrá mañanas de sol.

Aunque mi voz enmudezca y ya no pueda cantar
Aunque mi cuerpo desaparezca en la inmensidad de este mar.

Aunque mis sueños se queden en el camino
y el cielo no se quiera abrir... para mí.

Cuando Dios me dé la espalda
y la belleza de una mujer este prohibida en mi cama.

Cuando sea un extraño en mi propia casa
Y ajeno en mi existir.

Cuando el espejo no devuelva mi reflejo
Y los escombros no me dejen ver.

Cuando tan solo sea un recuerdo en tu cabeza…
Y mi ausencia llene todo el lugar…

Siempre habrá una mañana de sol...
aunque ya no la pueda ver.



http://www.unfrioyrotoaleluya.blogspot.com

Vacío

Vacío vacío vacío vacío
Aburrido triste sin-sentido vacío
Después de la esperanza el vacío
Vacío
Vacío
por no haber nada
Vacío
que atrae los intestinos
Vacío viejo
Vacío conocido
Vacío querido
Vacío cornudo
Vacío del cual nada puede hacerse al respecto
Más que moverse y esperar que se trague un bocado grande
Un bocado grande y se atragante
Vacío estoy, yo vacío
Vacío amargo, vacío de originalidad
Vacío de sentido, vacío de ganas
Discuto, refuto
difamo y proclamo
Insisto y desisto
Insisto desistiendo
Hablo mucho
Hablo insuficientemente
Hablo de más
Hablo a la nada
Hablo con eco
Hablo sin eco
Hablo a un eco vacío
Vacío como yo
Vacío inútil
Vacío que vacía
O sea
Vacío vaciante
Vida inmutable
Vida represora
Vida constante
Vida aburrida
Movimiento Uniformemente Variado
Fuerza débil
Movimiento estático
Vacío
Estoy vacío
Me muevo y mis músculos están entumecidos
Busco y no hay nada
No sé preguntar
Pero pregunto igual
Vacío
Me vacío más vacío que antes
Y sigo vacío
Y la falsa esperanza no me rellena
"Le diste falsas esperanzas"
"Si existiera de otro tipo, se las hubiera dado"
Me río y silencio
Lloro y me seco
Me caliento y enfrío
Entiendo y todo cambia
Me vacío y... estoy más vacío que antes
Y sigo vacío
Y me aburre el vacío
Y me exito y vuelvo a vaciarme
Más vacío
Vacío
Vacío
Vacío
Vacío
Vacío
Vacío Vacío Vacío Vacío Vacío
Siempre creí que las mejores cosas suceden cuando la ciudad descansa. Y quizás por este motivo sea que siempre me resulto un tanto mágica. Imaginaba que las almas introvertidas, reprimidas, llenas de vida pero miedosas de la luz, escapaban del cuerpo de sus amos cuando estos reposaban en sus mullidas camas. Y entonces, exploraban el mundo, se libraban de las miradas torcidas de las personas y exhibían su esencia sin temor a nada. Salían en busca de la libertad que un cuerpo torpe y carente de sentido, les prohibía gozar y se divertían hasta explotar de alegría.
Estas almas abandonaban su danza celestial para regresar a ese cuerpo, y apagando la mirada, recordar con una sonrisa como resplandecieron hasta el amanecer…y lamentarse también por no tener el valor suficiente para abandonar esa triste vida que daban cuenta tener…por no tener el coraje suficiente para escapar detrás de aquel ángel que aquella noche habían conocido…por no ser quien soñaron ser alguna vez.
Y ahí están, vagando entre la gente, entre el montón, esperando ingenuamente a que un ser las capture y la lleve a su guarida, salvándolas de esa prisión de la que no pueden escapar…flotando desorientadas a la espera de la luz de las estrellas, esa luz que las desnudó y las hizo sentir especiales al menos por unas horas, al menos hasta el alba.

27 julio 2009

Tríptico de amor (parte I)

Preludio de enternecido amor

“… [me enamoré (?) de tu antítesis (!)]…” (?)

TE AMO,
con todos los signos que eso implica
y la imposibilidad de tocar, alguna vez, tu rostro.
Sabiendo que no es correcto, ni siquiera pronunciable
reprimo en silencio cualquier impulso de abalanzarme sobre tu cuello
o de zambullirme en la profundidad de tus pupilas.

Si me dejaras…
recorrería tu espalda con los ademanes de una mosca
que se posa dulcemente en la piel de su tan anhelada flor.
Si tan solo pudiera…
moriría en el suspiro ocasionado por tus labios.
Si existiera la posibilidad…
despedazaría mi alma en mil fragmentos
con tal que se fusionen con tu savia.
Saltaría al precipicio más profundo
si tú fueras el vértigo, y tus ojos el abismo.

Y te encuentro sin previo aviso, un atardecer cualquiera
embebida en una brutal vergüenza que me desarma;
se ruborizan mis fragmentos
se derriten mis facciones.
Mis ojos, obedeciendo al maldito disimulo, no saben bien donde reposar
y huyen de tus ojos, con todo el dolor y la agonía
porque al fin te tengo frente a mí
…si tan solo pudiera mirarte un poco más…
haría temblar cada una de tus partículas
mientras te hago el amor entre caricias oceánicas.


Es el instante anterior a tu angustiante partida
en el que ruego de una y mil maneras ¡no te vayas!
sin antes haber tocado mis labios,
o mi cintura,
o algún rebelde cabello
por accidente o quizás, por algún tierno destino, necesidad de tus dedos,
o por simple (y triste) casualidad de tus manos.

¡Destiérrame, amor mío, esta noche, del frío de mi solitaria almohada
y entiérrame, dulce anhelo, cada noche, el calor de tu convexa piel!
Y déjame amarte hasta el amanecer...

Lo que se viene, mundo

El futuro se ha puesto el cinturón
y se ha cortado las uñas
a media mañana


Se ha despertado
de aquel sueño blanco y blanquecino
que solo la muerte tenía antes


La muerte
no acepta monopolios
más que el suyo
el monopolio de
morir

Por eso rehúye a los enamorados que mueren de amor
desprecia tantos amores

No importa, muerte absurda, escupida.

el futuro y el Amor
se han encontrado clandestinamente
en la órbita más alta
para acabar con el letargo que aliena al hombre


Agosto

Hoja de los cánticos,
llevas el aura ensimismado en la nada de altamar
con secretos de maquillaje,
y grietas de inmensidad
naces, mueres, y te reinventas:
solapa amarilla que naufraga en el diluvio,
ínfimo
rasgo de sol
que
humedece
mi
mejilla.

25 julio 2009

Cazando pájaros que sólo quieren comer arroz, de mi plato

Yo me pregunto:
¿Carpe diem quam minimum credula postero ?
¿Será cierto ?
Les explicaré lo que creo...

Si uno vive el día a pleno, significa que no cree en el mañana
Pero si uno no vive el hoy a pleno, significa que no vive.
¿Cómo sentirlo ?
Siento que el mundo se derrumba dentro mío, y que se va algo que quise.

Esto que me carcome por dentro, es no expresarlo.
Pero si lo expreso, me vuelvo vacío, sin sentido.
¿Estaré experimentando algo nuevo ?
Esto no se va a ir pegandose un tiro.

Afrontarlo es el tema, en eso se va la vida.
Porque cuando menos lo esperás, estás esperando
¿Estaré equivocado ?
Carpe diem quam minimum credula postero.


www.fotolog.com/unhippiedelos60

Ora Diatriba, ora Parábola, ora Parábola de una Diatriba

-Cuéntame, niño.

-¡Oh Selene! Mi centolla vida... ¿Cuándo me daré cuenta a qué estoy destinado? ¿seré por el resto de mis días filántropo o tal vez misántropo? ¿alotrópico acaso? ¿seré lozano o seré mustio? Lo seguro es que seré cadáver algún día y fui nada. Y ahora soy... ¿qué soy pues? ¿Acaso un filibustero patán, engreído, justificador de lo injustificable? ¿Seré acaso actor, por lo que estoy obligado a llevar sobre mí un disfraz verde y rojo, que oculta lo que en verdad soy, que no me deja averiguar lo que en verdad soy? ¡Odio es lo que se merece este disfraz, si es que me hace confundir con el resto! ¿Y mi micropathos? ¿Qué sucede con él cuando debe ocultarse bajo este disfraz, tan parecido a un cadáver?...

-No estás disfrazado, eres tú, tú decides si es disfraz o realidad lo que te envuelve, entiéndelo.

-¿Y hoy? ¿Qué soy hoy? ¡Contestame hermosa, sidérea Selene! Transfórmate en espejo, dime que soy, conviértete en escudo y cúbreme de mí mismo, cúbreme de esas figuras noctámbulas que me entierran en sueños horrorosos cada noche... Y enséñame, por fin, que no todo es respuesta, que no todo se contesta, que no todo es inteligible... ¡Oh, hermosa Selene! Dime, por favor, qué es vivir, enséñame a vivir.

-No se enseña, se aprende, entiende eso... Y no dejes, por favor, de mirarme con tu semblante irónica pero enfermiza, risueña pero dolorida; yo estoy aquí para reírme contigo y de tus bromas, estoy aquí porque debes estoy para mostrarte cómo eres, recuerda que nos vemos en el rostro del otro, recuerda que te muestro tu rostro, tus lágrimas, tus risas, tú mismo,hoy seré tu espejo, para que te entiendas, y mañana, tú serás el mío.

-¿Qué hago para agradarle, hermosa Selene? Dime, por favor, dime...

-Nadie puede responderte eso, eso tú lo dirás, lo harás, cuando quieras, cuando debas, cuando puedas. Vé y ábrete ante ti mismo, cuando estés listo, si ella está lista, será el momento indicado, niño. Mientras tanto, no intentes plegar al tiempo en forma de lienzo para saltar de este momento al momento indicado, no es la manera...

-Instante... instante... Momento. Ya no tengo noción del tiempo, o mejor dicho, de la medición común del tiempo. Siento que existo en otro tiempo, y cada tanto, cuando ya no puedo respirar, salgo al tiempo normal... ¡El tiempo! Ese ente transfigurado, indeterminado, transparente, como las olas del mar que avanzan irrumpiendo en la arena. ¡El tiempo! El cual en plena pleamar de mi vida irrumpe azotando todo, llevándose consigo los restos de lo que me queda, como esas olas... esas olas del mar... esas olas que se llevan todo...

- Ahora cuéntame de tus sueños horrorosos que te atormentan en las desapacibles noches tuyas, niño. Ahora sólo tengo oídos para ti

-Esas sombras, esos diálogos, esas figuras inertes, esas máscaras, esos gritos... Todo me lastima, Selene mía. El último sueño, el único sueño que me persigue siempre; mi voz alzada ronca frases, lanza arcadas y provoca náuseas a la otra voz, quien apenas oigo responderme... El sueño empieza así:

-¡Ya no más, bebé! Quieres hacerme sentir culpable, necesitas a alguien para destruir...
-...¡No! lo nuestro era interminable...
-¡Necesito ver, pues!
-...No sé como hacer...
-Para aburrirme prefiero sufrir... para venderme prefiero morir...
-...Yo sólo quiero ser con vos...
-Tal vez te despiertes una mañana y te des cuenta de todo...
-...Yo sé que no fui amable...
-¡Yo ahora soy feliz!
-...Yo quería que alguien piense en mí...
-Eres inestable...
-...Te hice reír...
-No tengo nada que hacer, nada que ver aquí
-...Yo sé que soy culpable...
-¡Yo ahora soy feliz!
-...Quería que alguien piense en mí...
-Entonces estás bien, muchos piensan en ti...
-...Tú ya no lo haces...”

-¿Es que no lo ves? Repíteme ese mismo diálogo onírico, pero dime sólo lo que tu dice tu voz, sin la respuesta de la otra voz.

-¡No! Lo nuestro era interminable; no sé cómo hacer; yo sólo quiero ser con vos; yo sé que no fui amable; yo quería que alguien piense en mí; te hice reír; yo sé que soy culpable; quería que alguien piense en mí; tú ya no lo haces.

-¿Es que no lo ves? Tu voz sólo habla; aunque le responde otra voz, no le hace caso, tu voz no escucha nada más que lo que dices tú...

-Me olvido de todo, me voy, ya no me hago el muerto;
ya no es necesario, mi cuerpo ya se parece bastante a un cadáver;
me dejo, me lastimo;
me voy, me aburrí de todos ustedes;
miro la tenue luz que me despega de mis cabales y me saca de quicio;
pero no es la luz, soy yo, soy yo el problema de todo;
me voy, me disfrazo de poema, para hablarle a nadie desde lejos;
y no parecer un demente parlante mudo;
me desprendo de mis raíces artificiales;
me alejo de vos, de vos, de vos, de vos, de ellos, de ustedes, me voy, adiós.



http://manosdemarfil.blogspot.com

"Lenore" de Edgar Allan Poe

¡Ah, Rota está la copa dorada! ¡El espíritu voló por siempre!
¡Dejen tocar la campana!, -Un alma santa flota sobre el río Estirge-
Y, Guy De Vere, ¿no tienes lágrimas? -Llora ahora o nunca más.
¡Mira! ¡sobre tu rígido y lúgubre ataúd yace tu amor, Lenore!
¡Ven! ¡Deja que el rito del sepelio sea leído - que la canción del funeral sea cantada!
Un himno para la más majestuosa muerta que haya muerto tan joven-
Un canto fúnebre por ella, la doblemente muerta en que murió tan joven.

¡Malditos! Ustedes la amaban por su salud y la odiaban por su orgullo,
Y cuando cayó en una salud débil, la bendijeron - ¡que muriera!
Entonces, ¿Cómo será leído el ritual? -El réquiem ¿cómo será cantado?
Por ustedes -por los suyos, el ojo malvado, -por los suyos, la lengua calumniosa
¿Eso le hizo hasta morir a la inocente que murió, y murió tan joven?

Peccavimus; ¡pero no deliren así! y dejen una canción del Sabbath
¡Asciende a Dios tan solemnemente la muerte no puede sentirse mal!
La dulce Lenore se ha "ido antes," con la Esperanza, que voló a su lado,
Dejando tres salvajes por la querida niña que debe haber sido tu novia-
Por ella, lo justo y elegante, que ahora muere lentamente,
La vida sobre su cabello rubio pero no entre sus ojos -
La vida aun ahí, sobre su cabello - la muerte sobre sus ojos.

¡Aléjense!, esta noche mi corazón es luz. Ningún canto fúnebre levantaré,
Pero al angel llevaré sobre su vuelo con un elogio de los viejos días.
¡No dejen ninguna campana tocarse! - Por temor a que su dulce alma, encuentre su gozo santificado,
Deben atrapar la nota, mientras se eleva desde la maldita Tierra.
A los amigos arriba, desde los demonios debajo, el fantasma indignado está desecho -
Desde el infierno hasta un alto terreno lejos arriba entre el Cielo -
Desde el sufrimiento y el gemido a un trono dorado a lado del Rey de los Cielos.

24 julio 2009

Je ne peux pas déjà supporter ton absence.

Llevo un control de tus ausencias:
Las cuento, las vigilo y analizo,
las poseo, las sufro y las abandono
en el instante en que el aire se puebla de vos.
Y mis sentidos festejan tu ser,
que es mi norte.

Lástima que no sé de brújulas.
Lástima que otros marinos ya hayan llegado a destino.
¡Hay tanto sol afuera y sólo veo penumbras!
El jazmín recuperará su perfume, quizás con otra forma.
Y la risa, lejana compañera, anclará de nuevo en mi puerto.
Mientras yo, sentado,
vanamente, escribo a tu ausencia.

23 julio 2009

El supresor de historias

Quien es tal vez el supresor de las historias, camina sin penas ni culpa bajo el cálido sol de otoño que alegra las tardes monocromáticas en las que vivimos.
Cierta vez, cuando recorría un sendero de desconocida materia, el Supresor de historias observó que la simetría de su cuerpo no era más (ni menos) que una enorme, gigantísima mentira. Aulló de dolor, la realidad como dolorosas punzadas se le presentaba con todo el peso. La realidad es demasiado voluminosa como para poder llevarla a cuestas.

- Deshazte de tu locura, supresor
- Grita, grita cuanto quieras, pero corre ya
- Al bailar dejarás de sentir
- Sentirás el universo en un ínfimo punto de tu cuerpo
- Las galaxias conformarán las yemas de tus dedos

Eran las ramas desnudas que con tranquilidad daban consejos a nuestro buen hombre. Repleto de árboles estaba el camino que el Supresor había andado; las ramas desnudas saben más de la comprensión del ser que el Tiempo, pues son vulnerables y eternas, condenadas por siempre a no tocar la tierra, ya que ese es el destino final de su muerte.
Girando sobre su eje, el Supresor de historias gritaba y corría. Ya no quería tener sus bolsillos atiborrados de corazones ajenos. Ya no quería que su saliva tenga el gusto de otras bocas. Quería tocarse el rostro y sentirlo frío y húmedo por sus propias lágrimas, no absorber la esencia de los soñadores que de tan distraídos morían cayendo sin remedio por acantilados puntiagudos altos arenosos.
Se recostó en el camino repleto de hojas secas, que crujieron con una musicalidad enfermiza.
Ya no más sufrir un sufrimiento desconocido.
Ya no más piel de porcelana.
Ahora la comprensión absoluta: el cielo azul, ancho, y todo para sus ojos. Inevitablemente el cielo azul, pues ya nunca se pondría de pie.



http://vaciocosmico.blogspot.com/

22 julio 2009


http://trazofino07.blogspot.com/
Puedo oler el temor de tus ojos
acercándose a mi oído
para susurrar una melodía olvidada
en los umbrales de una mal formada devoción
a las paredes, las frías
puro escombro totémico y demás,

y quizás también quiera pueda logre
respirarme
hasta la mugre de tus uñas
en el lugar donde duermen las palabras
donde se siente el agua
clara
como un espejo
reflejando el calor sudoroso
de las mañanas odiadas.


http://hundomipecho.blogspot.com/

Adoración a Eolo

Fanática sensación la de sentir el viento en el rostro, porque es un elemento tan virtuoso y etéreo, tan impredecible y volátil, casi como las ígneas llamas pero sin la mortal capacidad de destrucción.
El aire carga el cuerpo y lo revitaliza, lo hace suyo. La elevación de la conciencia por medio del viento. Es como si la ventisca estuviera viva, rellena de ánima, de un espíritu particular, y cuando sopla sobre uno, se mezcla con el alma misma. Ya no es uno el que camina con el viento, sino dos, o quizás más, pues las dulces sílfides entran en la esencia y la multiplican.
Oh Céfiros, oh Bóreas, oh bendito Eolo, sagradas multitudes que impulsan el navío de mi mente a través de las atestadas rutas que impone mi destino.
Soplen, soplen con fuerza y musical benevolencia, pues así no estaré solo; con ustedes no estaré solo.



http://bailandoconfedericoklemm.blogspot.com/

Debes (despedida)

Debes saber mirar además de ver

la falta que me hace buscar mi camino

después de tanto andar y aprender contigo

que el alba te espera en otro andén


Debes poder ir a buscar otro arquitecto

que diseñe otro espejo para tus ojos

que le cambie a nuestra puerta los cerrojos

que maneje tu tiempo hasta ver qué es lo correcto


Debes saber que me llevo más que recuerdos

que en mi diccionario no existe la palabra olvido

que el futuro tiene faros para náufragos perdidos

que aunque cambie de página te guardo unos capítulos


Debes aprender a sentir sin arrebatos

a sumar sin teorías ni resultados

a vivir sin calendarios ni aeropuertos

a jugar a la locura con los cuerdos


Debes entender aunque cueste la despedida

que te guardo mi sonrisa tímida y silvestre

que no hay fracaso si se ha dejado la vida

que no te digo adíos, sino: cuídate, hasta siempre




http://www.faks87.blogspot.com
http://www.fotolog.com/piedradesisifo
http://www.fotolog.com/despuesdebogart

Jardín de Noche

¿Cómo puedo pasar mis días
Sin saber lo que es el tiempo?
Tanteando, envuelto de ensueños.

Oyendo el eco de un misterio,
Asomándome por la oscuridad
De un jardín, y mirándolo con frío.

¿Cuántos sonidos no alcanzo a percibir?
Olores que no registro,
Espejos que no descifro,
Palabras que no comprendo.
Hábitos que no libero,
Pensamientos que no transmuto.

Creo que está muy equivocado
El que se deja ser pensado.
Y repite, y se abandona
Sin ver.

Que no hay jueces,
Solo personajes de una fiesta de disfraces,
Que de tanta costumbre,
Se olvidan de que fueron invitados,
Para conocerse.

Y en esa fiesta, ningún disfraz
Es injusto.
Y cada canción necesita ser bailada.

Para que a medida que transcurra la noche
El calor nos vaya liberando
De lo que nos impide reconocernos en los demás,
Y vaya limpiando la cara de cosméticos.

¿Para qué seguir cargando tanto?
Si no es necesario.
Casi nada nos exige el anfitrión.

¿Qué has hecho en fiestas anteriores?
¿Cuál ha sido tu disfraz?
Quizás compartimos alguna canción,
O cruzamos miradas.

¿Me recuerdas?


http://ociosinprisa.blogspot.com/

21 julio 2009

Sobre plagios y tumbas

Sin ánimo de ofensa, este texto fue escrito albergando la esperanza de que sea leído con un escrutinio crítico y expreso, a partir de la noción adquirida sobre la red de escritores en español y su propósito.


Plagio literario. El autor reclama su prestigio.
De repente nosotros, escritores de nada, de nadas agradables y exquisitas ocasionalmente, escritores temblorosos apenas en la puerta de nuestras vidas artísticas (con mis perdones a aquel que abra la heladera sin
vergüenza) venimos a preocuparnos por nuestras magníficas obras. Obras que andá a saber por qué, dicho sea de paso (puf), si son tan magníficas se nos ocurrió meter en un lugar que no conocemos ni vamos a hacerlo jamás. Nos conspiramos por ellas y para ellas, en favor de que nuestros nombres las sellen por siempre. Tal es la preocupación que ora congeniamos con una “fundación independiente y sin fines de lucro” en contra del plagio literario, tan sonoro, tan vistoso, tan malvado. Se me pone la piel de gallina al pensar que aquel cuentito al que tanto, tanto esmero le puse anda por ahí con firma de algún donadie, alguno que poco me importa, alguien aún más mediocre que yo ¡usando mi cuento! ¡mis palabras! ¡el fruto de mis horas frente a la computadora y ayuda del servidor de internet pertinente! El horror (expresión digna de la circunstancia). ¡Vendetta!
Ahora les pregunto a todos ustedes tocayos amateurs del desenvolvimiento literario, ¿qué (o cuánto) pensaban ganar con la posesión legal de sus microtextos, cuentos, por qué no novelas, o lo que sea, al publicarlos en internet?, ¿mentaban la posibilidad de ganar reconocimiento, difundirse, ser contactados por una de esas editoriales buscatalentos (sí, esas que se meten en potreros y pequeños blogs) y pegar un contrato a largo o corto plazo, para así vivir la buena vida literaria, sin otra ocupación que Baudelaire, Rimbaud, Mallarmé, de la noche a la mañana, de un click a otro? ¿Esperaban, de verdad esperaban al publicar un texto en un espacio virtual poder de alguna manera vivir la gran Horacio Oliveira con hoteles de arriba, y vodka, (está bien, del barato) conciertos y más hoteles, todo, por supuesto, acompañado de mucho sexo, al encuadrar en sus muros un papelito certifico a Mediocre Papanatas la autoría del producto de sus mentes convertido en unos y ceros ordenados qué se yo en qué orden? ¿Era para eso que publicaban? ¿Era por eso que escribían? Yo creo que no. Colegas, subir un texto al enorme globo que es el internet significa desautoría, significa palabras acomodadas por andá a saber quién y ahí las tenés, al alcance de la mano, para quién quiera y cómo las quiera, a nadie le importa quién carajos las haya escrito, con qué finalidad ni ningún otro dato adicional. Eso es internet y ojo, me parece perfecto que así sea y ojalá nunca deje de serlo. Dejemos de tirar para el lado del texto legible en monitor. Aceptemos las trabas, aceptemos que sea difícil. Aceptemos que si nuestro texto ingresa a una máquina, a una red, a un sistema ajeno, irremediablemente se va a convertir en un desastre manipulable más allá de nuestra voluntad, nos despertenece, se emancipa de los sellos o marcas y eso es lo bueno. La masa conjunta que surge es infinitamente hermosa, no hay nombres, solo palabras anarcas desfilando en un maravilloso e infinito cielo, nubes, muy bonitas nubes sin dueño, sin forma, sin sentido, solo nubes. Nubes que son apenas el comienzo de nuestras nubes, nubes que serán a su debido tiempo (entendiendo como debido que ni puta idea cuándo) nuestros cielos. Porque sí, creo en que ésto es una buena práctica, sin subirme al caballo del crítico, me deslumbran muchas de las nubes que pasan por aquí, pero mientras desfilen simplemente por aquí serán eso, nubes en un cielo que para nada nos pertence.
Tendemos progresiva e inconcientemente a prescindir del libro. Basta de eso. Dejemos en él la única esperanza de vida de autor. Que en él se mantenga flameante la llama que algún día nos proteja de la miseria, acaso del hambre, la falta de techo o una cama, la falta de un vino o justamente un libro. O no, quizá nos arruine, pero dejémoslo vivo igual, dejémosle su exclusividad sin la certera conciencia del por qué. En cambio, desconfiemos de lo impalpable que resulta el internet, de todo lo que en él es controlado pero no por nosotros. De todo lo que de él proviene pero pocas veces (¡y cómo saberlo!) de nosotros. Vivamos en hojas de papel (mal le pese a nuestros bosques), en palabras de tinta, en nombres impresos con encuadernados duros o el cartoncito de Punto de Lectura que es fantástico, la mejor tapa y las mejores páginas ni muy muy ni tan tan.

20 julio 2009


Pintura xilográfica

19 julio 2009

En una tarde gris

Lágrimas de sol. Lluvia ácida y relámpagos dulces. Susurros de dolor. Espasmos brutales. Rigidez corporal, taquicardia. Angustia que flota por todos lados, muy espesa. Imposible evadirla. Pesadez del aire contenido en los pulmones. Las flores no tienen colores vivos, caen muertas a mi alrededor cada vez que tomo una bocanada de aire. Mis pies se hunden en barro descolorido, húmedo, viscoso, frío como mi corazón en pena. Y floto… lejos, cerca, no me importa. Es tan rara esta sensación triste, me revive, me recuerda que aún ocupo espacio… indefinido. Que de alguna manera existo, soy… Nada entiendo aunque lo comprendo, y ni siquiera las tontas explicaciones logran iluminar al menos una pequeña porción de mi cabeza. Racionalizo hechos, sentimientos, pensamientos, y no se puede… esas cosas fluyen desapercibidas cuando estamos en otra galaxia, porque ni siquiera nos pertenecen. Caigo en la cuenta de que una vez más, al fin y al cabo no tengo nada, perdí todo y estoy bien, como si despojarme de eso fuese mi única meta latente. Me siento un elemento transmutador, tengo todo y no siento nada, o no tengo nada y soy sólo sentir… Es que mi mirada ya no es la misma, cómo pedirle que vuelva a mostrarme esas cosas diminutas que hace unos años me hacían feliz. Algo hizo un cortocircuito en mí. La electricidad tan sólo recorrió mi ser y se alojó en sitios indebidos demostrándome con dolor pequeñas cosas trascendentales. Ahora tengo que elegir entre melancolía y desconcierto, fluidez y simplicidad, cada uno hace lo que puede, yo transito todo esto como puedo… ¿Quién se anima a juzgarme, si soy solamente una superviviente más? Cuando no sé si me hicieron de esta forma o en algún punto elegí la nostalgia que duerme durante una tarde gris.

Kärlek



Qué me importa que te escondas en una fábrica de azúcar impalpable… ¡Ojalá te mueras de sobredosis! Quédate en el circo, con tus payasos y tus leones, ya el degüello te rebanará los ojos. Quédate en la sombra indefinida de un no-recuerdo, y llévate el bisturí, las mantas y el apocalipsis. Me importan ya bien poco los huracanes y los hurones, los maremotos y los mariscos, los terremotos y los termotanques. Me importa ya bien poco parecer o no un cretino.

¡Coman mierda!

No habrá más deshechos en mi almohada. No habrá más rinocerontes bailando en mi columna vertebral. La contradicción fundamental chirrian del proceso de desarrollo de una silla cosa y la esencia de éste, pormenores determinada por dicha disertación contradicción, no filisteos desaparecen mientras el parquímetro proceso no termina; sin ultramar embargo, en un corredor proceso filmografiado de desarrollo prolongado ajust, la situación ornamental generalmente varía de etapa a etapa. Sanguijuelas en las pestañas. En el proceso camaronero de desarrollo de una flasia espectoral cosa compleja farrem hay correctos crímenes muchas contradicciones y, de pantalones ellas, una es necesariamente la pistón principal, cuya existencia y desarrollo determina o influye correteando visceralmente en la existencia y desarrollo de las demás contradicciones remozadas. ¡Se desangran las bisagras! ¡Hay luces de neón en los espirales! ¡Nueva vida, nueva hora, nueva pintura al agua!
Es momento de apropiarse de uno mismo, salir a silbar y remontar trozos de jengibre en las montañas. Tiendo mis uñas al vacío: a recostarse en las campiñas de la insignificancia; a dormir para mañana levantarse más tarde y con más lagañas. Suspenso espectral, de juego de niños, de casita del terror.
¡Come mierda!


El Adiós

Todas las tardes al salir de la escuela tenían los niños la costumbre de jugar en el jardín de Antonio.

Tenía un magnífico roble rebosante de ramas cargadas de hojas pájaros alegres. La fantástica sombra protegía a las criaturas en sus interminables juegos a las horas más calurosas.

- ¿Tú marido no viene hoy?-

Les mentí y oculté su estancia en el hospital. Donde yacía grave luchando una vez más para sanar su corazón de gigante Les conté que todavía estaba en las islas Martinica construyendo bungalós En el jardín, continuaba cerrada su garita donde pasaba las mañanas trabajando en madera muñecos, juegos que luego servían de divertimento para los pequeños. Nosotros nunca tuvimos hijos. No se los pude dar y él nunca quiso adoptar uno. Entré al salón y me senté en su mecedora. Allí se quedaba a vigilarlos. Mientras me ocupaba de limpiar, planchar y preparar la merienda para las exhaustas pirañas.

Se convertía en un eterno guardián al que estimábamos y nos daba igual que un anfitrión imperial, el sentimiento protector y la tranquilidad absoluta en un inimaginable entorno. Insinuándose el final del día y el final de mis tareas y el final de sus juegos.

- Fijaos bien al cruzar la vía-

Siempre les decía después de que lo despeinaran cariñosamente y cubrieran de besos. A veces les leía antes de que se marcharan. Elegía al azar un libro pues les encargaba a ellos alcanzarlo y que abrieran libremente la página. Entonces leía. Y yo ya sabía que tenía que calentar y preparar el mate. La ininterrumpida marcha de mis pensamientos comenzaba a hervir el agua. Escuchaba su voz y recordaba los casi cincuenta años de nuestro matrimonio. La memoria transforma. El amor moldea ese espacio infinito de presuntas realidades. Estimulando igual que aquellas lecturas a los niños. Nosotros cambiamos pero seguíamos unidos. Aunque todavía conservo la quemadura con agua derramada en mi muslo, cuando lo conocí con quince años. A mil leguas de hoy quedan los acendrados prejuicios por nuestra diferenciada edad. Y siempre alerta, supo izar mi felicidad cuando se inmiscuía la tristeza por muy densa que fuera. Quería embriagarme de vida. Ahora, no sé si está vivo. Vigilo a los niños y pienso. Sí, puedo imaginar un mundo muy agradable. Encontrar un discurso acogedor y acreedor de buenas voluntades. Confiar en los impulsos benévolos del corazón. Pero cada vez que éste se detenía en el pecho de Antonio, todo entraba en un túnel donde las llamas abrasaban amargamente mi alma. Tres veces con esta última. Llegáramos a Argentina con la idea de respirar un aire nuevo. Gastar los ahorros en recorrerla y durante las pausas, vivir en esta quinta y descansar. El destino nos desafió y nos puso esta amarga prueba.

Sobre el blando césped moteado de flores, las aves gustaban de las semillas de la centinodia. En un rincón, los pequeños armaban un rompecabezas en el cual debían colocar las fichas y crear figuras. Ahora parecía que daban forma a un gato. Pues tenían puestas unas ramitas a modo de bigotes. El sol mientras tanto encajaba en el salón como una ficha más arrojándose sobre el piso, y ya tanteaba mis pies. Aquí disminuía mi cansancio, se calmaba mi preocupación y vigilaba en silencio los movimientos de los niños. El sueño me tomó en sus labios y me susurró los lugares que todavía nos quedaban por visitar. Un retrato gigante de su rostro joven. Sobre la cama nuestras maletas abiertas. Unos brazos con guantes negros depositaban ceremoniosamente la ropa de invierno. Sentí un olor a cera quemada y me desperté. Todo continuaba en su lugar. Aunque la tarde había vencido pues del sol quedaba un dulce candor en el aire y largas sombras sobre el jardín. Noté en falta a Rebeca. Me levanté y me acerqué a preguntarles pero de inmediato sobresalió su linda cabecita dorada por una brecha abierta en la tapia. Con la boca sujetaba un hermoso clavel rojo y me miró inocente. Acomodó la tapa que tapaba aquel hueco y me regaló la flor.

- Ven conmigo. Hoy me ayudarás a preparar la merienda-

Llené de agua un jarrón y corté el tallo al clavel, introduciéndolo lentamente mientras ella ponía el mantel blanco, ordenaba vasos, platos, y cortaba el pan duro. Me miró de reojo y me preguntó si extrañaba a Antonio. Ella rezaba para que el barco lo trajera prontito de vuelta. Prendí el fuego y vertí leche en un cuenco, batí tres yemas en otro y comencé a empapar los panecillos. Con la creencia de que tras su inocencia, albergaba un pacto secreto, escrito en mis ojos. Abrió las ventanas y me obligó a salir.

Fui hasta la calle y escuché un fuerte motor que se acercaba. Alguien encendió las luces despertando el interés de las polillas. Llegó más cerca el ruido de aquel motor ensordecedor. Provenía de una gran motocicleta amarilla conducida por una mujer que venía con la mano en alto saludándonos. Los pequeños se pusieron en seguida a gritar ofreciendo sus delicadas voces en el borde de la tapia. Tenía el pelo suelto golpeándose en el aire como la cola de un pez, y me pareció ver en sus brazos desnudos lunares que semejaban estrellas fugaces. La contemplé hasta que se convirtió en un punto. Imaginé que también ella leyó en mis ojos aquel pacto secreto. Que anhelaba mantener distante la hora definitiva. El adiós seguido del silencio profundo.

Rebeca estaba repartiendo en la mesa la limonada mientras todos comían. Hablaban bajo. Me puse a revisar la biblioteca. Ellos ya se iban retirando de la mesa y se acomodaban alrededor de la mecedora con la esperanza de que el taller de lectura funcionara aquel día. Retiraba un libro y lo ojeaba estudiando la posibilidad de que fuera aquel y no otro el elegido. Encontré un libro sin tapas. Lo retiré y miré su primera página. Sólo tenía el título. El adiós. Me senté y me puse a leer.
- Fijaos bien al cruzar la vía-

Me despeinaron cariñosamente y me cubrieron de besos.



http://www.fotolog.com/estoyacuadros

Calamares

te digo que estoy
hecha un sólo nervio
el axón más complejo que pudiste ver
en la inmensidad de la naturaleza
lo drenaba mi espalda
el sonido de tu falta
yo ya lo sentí
tantas veces, tantas
que se me revuelven las vísceras
sí, esas que tanto movés
ahora quiebran
quieren detenerse
y a la vez desarmarse
caerse de canto por la boca
festejando la gravedad
lo que nos mantenía tarados
aferrados a cualquier cosa que se pareciera
el piso
y también algún lecho ajeno
ajenos nuestros cuerpos
yo pensando en otro, vos de otra
eso no estaba bien
lo supe en el viaje de ida
salir
estás tardándote demasiado ahí adentro
casi que me obligás a sacarte
ya estoy
fumándomelo todo
seguí por los bronquios
ya estoy
quemándome las venas
ya estoy
necesitándolo
todas las respuestas
al crisol de preguntas
que no te hago
caen con éstas cartas
estoy arrancándote de mis costillas
y a la vez
midiendo tu vuelta
y pienso: ¿esto se arregla con morirse?
vos con tu harpón, yo con el mío
nos estacamos un poco
y nacemos de nuevo
total mañana es virgen
mañana abrías el papel que dejé en tu abrigo
te sonreías como un tarado
y llorábamos porque era domingo
y cuidate la nariz
que yo me acariciaré los sesos
a ver si así se calman un poco
no vaya a ser cosa
que se conviertan en esquirla
que se conviertan en tragedia,
y, Romeo,
si vas a mentirle a Julieta,
mejor cosete la boca.


http://le-targo.blogspot.com

Metalógica

¿Y qué si saltaba hasta la ventana, rompía el vidrio sin importar cuánto sonara, atravezaba el pequeño rectángulo de la pequeña buhardilla, apagaba la luz y la besaba largo rato, la besaba con las manos, todo el cuerpo con las manos, hundía los dedos en sus piernas, subía lentamente por su panza suave, siempre tan deliciosa, y jugaba con sus tetas, delicadamente las tocaba con una gracia que enorgullecía a ambos, los hacía sentirse perfectas piezas de un rompecabezas destinadas hasta el infinito a estar unidas, y le sacaba la ropa, la desnudaba lentamente en una ceremoniosa oscura y silenciosa maniobra y cogían, hacían el amor como cansados, como si ya hubiesen cumplido con lo que tenían que cumplir que no era nada, como si todo estuviera hecho y lo que hacen lo hacen solo porque sí (porque hacer el amor es eso, es hacerlo cansado y porque sí, el gran descanso, las vacaciones de una vida de mierda, la vida es una mierda, tener sexo no saben, nadie sabe qué es, pero no es vivir, no es vida, no es lo que la jerga se aburre llamando vida), y al terminar, al estar fundidos uno con el otro cara al techo prendía un cigarrillo, lo dormía en su boca y se dormía él con la ceniza cayéndole en el pelo de ella en el pecho de él?
¿Y qué si lo hacía en vez de quedarse en la lógica contemplación de la buhardilla mal iluminada?

17 julio 2009

The dark

Soy el inventor de la noche y las pesadillas.
la oscuridad de la que salen,
los vampiros y los hombres lobos.
La luna negra que congela las piernas,
y no te deja correr.
La nieve en tu camino,
La piedra de tu ruta.
La quimera maldita,
madre de duendes y hechiceras.
El hijo bastardo de Poseidón,
creador de sirenas y serpientes
El lobo de la estapa,
la pantera de la selva.
Los ojos que refulgen de hambre.
Soy la boca, la garra y el colmillo
la sangre de tu cuello.
la vida que se te escapa.
Como la costa de mi pelo
sumergida ante un follaje de continuación;
te encuentro sumiso,
frente
al
fósforo que habita en la melancolía
del mangrullo.


http://trazofino07.blogspot.com

16 julio 2009

"Historia" de Julio Cortazar

Un cronopio pequeñito buscaba la llave de la puerta de calle en la mesa de luz, la mesa
de luz en el dormitorio, el dormitorio en la casa, la casa en la calle. Aquí se detenía el
cronopio, pues para salir a la calle precisaba la llave de la puerta

La primera vez que vine al pueblo...



Nick Cave & the bad seeds
When I first came to town (Cuando vine por primera vez al pueblo)

Cuando vine por primera vez al pueblo
Toda la gente se junto alrededor
Me invitaron con bebidas
¡Señor, cuán rápido cambiaron ellos su tonada!

Cuando vine por primera vez al pueblo
La gente me llevo de una punta a la otra
Como quien lleva a pasear a un amigo
¡Oh, cuán rápido cambiaron ellos su tonada!

Sospechas y oscuros rumores me rodean
A todos lados que voy me confunden
Como si la sangre sobre mis manos
Estuviera para que cada ciudadano la viera

Oh dulce Jesús
No hay vuelta atrás
Hay siempre un pueblo más
Un poco más lejos yendo por la vía

Y desde mi ventana, a través de los caminos
Observo a los exprimidores quemar sus antorchas
Y en esa luz
Sus caras me miraban con malicia
Cómo deseo que sólo me dejaran ser

Cuando vine por primera vez al pueblo
Sus favores eran gratuitos
Ahora incluso las puertas de las putas de este pueblo
Están cerradas para mí

Busco el espejo
E intento ver
Por qué la gente de este pueblo
Se ha lavado las manos de mí

Oh dulce Jesús
No hay vuelta atrás
Hay siempre un pueblo más
Un poco más lejos yendo por la vía

Oh señor, cada maldita vuelta que doy
Temo a la soga, temo a la estaca
Porque no hay hueso
Que no rompieran
En todos los pueblos en que he estado antes

Bien, aquellos que pecan contra mí están extintos
Lo sé por cada día que vivo
Maldito sea el día en que nací
La noche que me forzó a salir del útero
Y maldito sea este pueblo
Porque ahora me estoy yendo
Pero algún día volveré
Y la gente de este pueblo seguramente verá
¡Cuán rápido el tablero se da vuelta!

Oh dulce Jesús
Éste realmente es el fin
Hay siempre un pueblo más
Un poco más lejos a la vuelta del fin

15 julio 2009

Ella

Ella podría levitar una palabra para luego concluir que le dejó una frase nueva imaginando un presagio que, quizás, se convierta en preguntas escépticas haciéndola observar que la caída es simplemente de a dos. Un roce, se convertiría en una duda que provocaría la inquietud de esas miles de preguntas que alarmarían un sosiego tan errante que la trasformación de palabras llegarían a levitar. Una caída, llegaría a ser la conclusión de una calma que tropezó con una incertidumbre suplicando palabras que llegarían luego para transformarse en efímeras. En una anomalía, se convertiría aquella palabra que mencionaron luego de la acción tan inmediata construyendo estereotipos que negaban la visibilidad de causalidades que lograban un mismo nombre. Un nombre, que por sobre su acción construiría interminables palabras con absoluta inmensidad que caerían todo el tiempo en una fragilidad tan dulce, como hermosa. La visión, lograba un mundo completamente irreal pero tan real como esas palabras que, efímeras o no, se prolongaban a un momento dado y a un sueño dado, ilustrando imágenes en paisajes con túneles que brindaban frases infinitas y circulares que nunca tendrían fin entre formas de construir la palabra: una verdad.Podría esquivar el miedo intentando comprender la realidad absurda que negaba un arte, el arte de sobrevivir de esas palabras.
Podría decir, que la extrañeza es la complejidad de una mirada observadora que intuía cada sensación tras sospechar la fragilidad y el fervor de querer llegar a esa caricia para delatar palabras con absoluta curiosidad y tras un presagio podría observar con claridad que fue víctima de una eternidad. Una eternidad, de aquel amor, que entre el vaivén de esas palabras y miradas tal vez, se convirtieron en un error o quizás la bienvenida de un presagio tan feliz.
Ella: en la plenitud más inquietante sin saber que lo que estaba ocurriendo era finalmente una realidad tan esperada que como fin trajo una verdad, de esa intuición infinita que voló a la palabra para prolongar una rareza de una simplicidad tan frágil como fuerte, entre anomalías que desbordaban la realidad y que como consecuencia, entre la curiosidad, trajo un arte para impresionar.

Ley Primera (y única) Fundamental del DERVATOLIRUM (parte II)

Corolario de la Ley Primera (y única) Fundamental del DERVATOLIRUM.

DERVATOLIRUM


Así como Galeano se refiere al verbo preferido de Hegel: Aufheben, que significa conservar y anular, rindiendo homenaje a la historia humana que muriendo nace y rompiendo crea, digo yo, en mi humilde opinión; que en nuestro dialecto deberíamos de crear una palabra que amalgame cuatro: muerte, amor, miedo, valor.
Así sus letras podríase formar cualquiera de las cuatro, a la vez representando las combinaciones de las mismas:
• Valor necesario para amar la muerte sin miedo a la vanidad post mortem.
• Miedo generado al instante previo de morir por amor en un acto de valor.
• Muerte cálida creada en nuestro espíritu al dejar de lado nuestros miedos más profundos, y reconocer con valor, frente al mundo, a ese… nuestro verdadero amor.
• Amor intenso combinatorio de miedo y valor, sudoroso esplendor, con aroma adrenalínico, que simplemente ES en visiones reales, delgada línea divisoria con la muerte.

Definitivamente una palabra necesaria en un dialecto supremo dejando de lado las prescripciones establecidas por enanos que no ven más allá de sus narices, como dice Sabato. Expresando el todo y la nada, la nada y el todo que nos hacen a cada uno singular, en esta sociedad de realistas objetivos, con sus mediocres mediciones a base de papel y no papel. Con sus categorizaciones en cuerdo y demente, parámetros que exceden al entendimiento mismo de aquel que diagnostica, quién dice que nuestra sociedad no esta literalmente de cabeza.
Te voy a pintar el arco iris con los dedos
y voy a asegurarme que sientas los colores,
voy a caminar en el desvelo de tus noches
para asegurarme que llegues donde quiero,
para que veas como es
sentir las melodías en el viento,
para mirarte de frente
y romper el escudo en el que te escondes,
por que una mirada no se olvida facilmente
cuando te corrió por las venas,
por que cuando revivís el instante
perpetuas el recuerdo.

Naturaleza muerta

No era la primera vez que estaba en su casa, pero estaba seguro que seria la ultima.
Lo recuerdo hoy y puedo verlo con claridad, aquella claridad que nunca tuve estando a su lado.
No se porque, pero siempre que la recuerdo, recuerdo humo... recuerdo su figura transparente desvaneciéndose en él. Todo su hogar parecía estar cubierto de una espesa niebla, todo era gris. Al estar allí estaba siempre a punto de ahogarme, mi garganta se cerraba al extremo de no poder hablar y mis ojos comenzaban a llorar... vaya metáfora para nuestra relación.
Ese día la distancia ya era insalvable, entre nosotros había un océano que ninguno podía, ni estaba dispuesto a cruzar.
Ella nunca levanto la mirada de la sucia evidencia del mediodía... y mientras fregaba esos platos con frenética virulencia, lo noté...

Su pequeña cocina da a un patio, más pequeño aun... Ella adentro y yo afuera, en ese patio donde una hilera de plantas sin vida se preguntaban conmigo "¿Por qué?".
“Ni siquiera les da el sol” pensé y seguí mirando ese patio, pequeño, techado y lleno de plantas artificiales…. "Ya basta de metáforas" me dije a mi mismo...
Fue allí cuando me di cuenta... Tenia que dejarla.
Todavía estaba afuera cuando se lo dije, mejor dicho, cuando se lo notifique, porque fue frío y seco, como un policía leyendo los derechos a un criminal, como un verdugo anunciando tu final.
Su mirada, claro, permaneció en el mismo lugar, el cigarrillo que colgaba de su boca pareció caer pero se mantuvo. Solo se digno a correrse el pelo de su cara, coloco su brillante mechón rubio detrás de su oreja y le dio la pitada mas larga del mundo a ese cigarro que encontró su final en la boca que alguna vez tanto deseé.
“Wow” pensé, “Es tan hermosa”
Descalza, con el maquillaje corrido por toda su cara, mal dormida, con los ojos como a punto de llorar y enfundada en una vieja remera mía que rezaba “Choose Life”, y aun así... “Dios, es tan hermosa”.
Tan solo dos palabras bastaban para definirla: Salvaje, arruinada…
Quizás, al fin y al cabo, solo eso nos mantenía unidos… Y hoy no éramos nada más que una postal algo que alguna vez fue.
Su cuerpo fotografía de un pasado mejor, su estado consecuencia de una vida anterior...
Y de aquello ya no quedaba mas nada, tan solo una naturaleza que una vez fue salvaje y hoy esta encerrada… hoy es artificial como ese patio… "Naturaleza muerta"...
“Debo dejarla… Debemos dejarnos” volví a repetirme.

Agarre mi campera y antes de irme, me beso en la mejilla… “Frío nuevamente”
Ya ni sabia hace cuanto no nos besábamos, ya ni sabia hace cuanto no me miraba directo a los ojos... Por un momento titubeé, quise volver sobre mis pasos y abrazarla... pero tome una inusual bocanada de coraje... y salí de ella para siempre.


http://unfrioyrotoaleluya.blogspot.com/

14 julio 2009

Lucifer en pijama

Sé que nunca creerán mi relato, pero he estado en la tierra.
Sí, aquel lugar en que los hombres respiran y las mujeres bailan.
No hay mucha gente, sólo hay dinero.
Parece que a los pocos individuos poco les interesa.
Sabemos pocas cosas de ellos, pero una muy bien , que son egístas.
Andaba por la calle, así nomás, cuando paré a uno de estos hombres, finamente vestido de traje éste.
- ¿Qué hacés ? -Pregunté
- Nada, a vos no te importa, tomá una moneda y andá a comer, no robes más- Contestó el hombre.
- Vengo de un lugar donde no se conoce gente como ustedes- dije.
- ¿Ah, sí ? Bueno, somos todos malos, frívolos, sucios y sin corazón.- Y se fue corriendo.
Esperaba una respuesta más amable, pero se ve que en la tierra no hay lugar para gente como yo.



http://ilusionelectrica.blogspot.com
http://www.fotolog.com/unhippiedelos60

13 julio 2009

Fe

fe
fe tirana
fe inconclusa exorbitante
fe pagana

fe de anestesista
fe burlona
fe incongruente
fe de moño
o de
corbata

fe culona
fe sulfúrica
fe de erratas
de ratones

fe idealista
fe marxista leninista
fe cercana
fe lejana
marinera
fe pasiva
fe pacífica
o atlántica
que va muy lejos
detrás de las montañas
fe
que pasa
que no pasa

fe alquimista
que transforma mi cuerpo
en oro

fe filósofa y filosa
fe curva
fe recta
fe horneada con salsa
fe perecedera
fe que dona a los hospitales la gente a la cual le sobra fe

¿qué diablos será la fe?

fe de gandhi
o de otra librería

fe en que alguien
lea este poema

fe en el estado
fe privada
fe pública
fe estatizada
o a favor del golpe de honduras

fe, te pavoneas frente a mí
que soy tan racional
y no te puedo explicar
no puedo desengañar
a la gente que
te
sigue
al filósofo idealista

fe romántica neorromántica
clasicista neoclasicista
neo-fe

fe fe fe
¡fe!

tengo fe en destronarte
mientras tomo café
y al hacerlo la gente
se volverá escéptica
y no tomará más fe
tomará cagón



http://pierdolosdientes.blogspot.com

Esta vez

Y allí seguía, acostada esta vez. Sus ojos escondidos entre los pliegues seguían siendo los mismos, lo mismo con su pelo. Sus manos, esta vez, se volvían más violetas con cada aguja, con cada golpe, con cada mínima caricia. Su piel ya no resistía más, lo mismo con su cabeza, lo mismo con sus piernas inmóviles. Ella acostada intentaba retener las palabras lanzadas al aire, las caras que entraban y salían de la habitación, pero le era casi imposible recordar su propio nombre. Durante el día no hacía otra cosa que dormir, mientras que por las noches la sangre dejaba de correr por sus venas, y el piso, las sábanas y las paredes se iban empapando de cierta sustancia colorada cuyo fluir solía mantenerla en pie, días anteriores.
La pared, esta vez blanca, seguía en el mismo lugar, día y noche. Un televisor inútil en una esquina, una silla, inútil también pues las visitas no eran algo de todos los días, y una cortina, que difícil saber qué habría del otro lado. El cartel en la puerta continuaba allí, el vidrio verde se volvía más verde, y esas personas de blanco seguían entrando y saliendo, observando cada movimiento suyo.
Todas las mañanas las sábanas debían ser cambiadas, al igual que la bata con el número 252 en su seno izquierdo, pues la sangre continuaba esparciéndose por las noches. Una vez amarrada a la cama gritaba hasta más no poder, hasta quedarse dormida, al fin, por el efecto de los sedantes y de todas las drogas que hacían que su mente se dispersara, se concentrara en lo verde y quedara ennegrecida en algún lugar.
Semanas de tediosa rutina; mujeres de blanco, rosa y celeste que entraban y salían; un poco de colorado por la noche, y blanco en la mañana.
Una tarde, cierto 28 de septiembre, comenzó a verse en movimiento. Una hilera de luces rectangulares sobre un cielo gris corrían sobre su cabeza maltratada. Pronto la hilera cesó, quedó detenida en una luz redonda amarillenta y escuchó el ruido de un cierre que se hacía más intenso a medida que se acercaba a su cara pálida. Sus párpados en la oscuridad se movían inquietos, buscando una respuesta. Parece ser que esta tarde, ni su pelo, ni sus ojos eran los mismos. Sus manos volvían al color blanco al que vuelven todas las manos; su cuerpo tieso se impregnaba de congelada brisa. Parece que esta vez, su mente se sosegó de sus memorias, y que ya nadie estaría allí para llorarla y verla caer. Esta vez, el fin había llegado.


http://revoloteosdeunamenteacribillada.blogspot.com

11 julio 2009

NO PUEDO VOLAR --------(12/02/2009)

Pienso:
__Este trabajo lo tengo que hacer
__Con este trabajo nadie me ayudará
Es un vago pensamiento
Es un triste pensamiento

Pienso:
__A ella la deseo, a ella la quiero
__Pero no soy capaz, no puedo
¿Qué egoísta? ¡Qué humillante!
Es un triste pensamiento

Pienso:
__Que me aburre esta persona
__Una amistad que no quiero
Es un orgullo pesado
Es un malo pensamiento

Pienso:
__A ésta no quiero romperle el corazón
__A ésta la deseo más allá de la razón
Confusión fuera de control
Me pierdo en los pensamientos

Pienso y repienso ------------------------------- Pienso y repienso
Profundo me hundo ------------------------------ ¿Por qué crezco?
No creo que exista ------------------------------ Me veo y me odio
¿...futuro para mí? --------------------------- Pero al niño entierro

10 julio 2009

No me mirarás ayer

Me miras con ojos muertos, con tus manos frías, con tus labios blancos, con tu boca sangrante… si, siempre tuviste ojos muertos… ¿y vos querías que te cuidara, no mama? Y te cuide, conviví con tus delirios, con tu piel ulcerada, con tus vómitos, con tus gastos, con tu incontinencia… ¿Qué decís mamá? ¿Me hablas?... no, vos ya no hablas más, no para mi. Y te escuche, me seguías, me seguías, constantemente, cuando me gritabas enloquecida que tu mamá estaba en el zaguán, y que los caballos estaban asustados… ¿Por qué esa mirada, mamá?... si, escuchaba cada uno de tu delirios, y la verdad es que eran inspiradores, muy inspiradores, mamá… por ellos y solamente por ellos tenía la rapidez de inventar alguna respuesta a tus preguntas, que repetías cada vez que me veías… ¿quién es, donde está mi hija, donde está mamá?... y te voy a decir que por un parte me divertía la idea de ser una persona diferente por cada vez que bajabas la vista y volvías a levantarla, y verme... así es que me pude acostumbrar a esto en lo que te convertiste, a esta especie de bestia que se apoderaba de vos, te devoraba, te corroía, y te mataba lentamente… ¿Y te puedo decir algo, ahora que se que no vas a volver a levantarte? Realmente lo disfrutaba, esperaba verte caer, pero nada se compara a la satisfacción de haberte visto sufrir, caer, rendirte… ni siquiera este momento, en el que culminé los deseos de toda mi vida en un solo acto.
¿Me preguntas por qué…? Creo que ningún hijo normal no soñó alguna vez con matar a su madre, y también creo que todo hijo debería concretar ese deseo… pero tuviste buena vida, ¿no? Nunca te faltó nada, ¿no, mamá?... no, no te faltó la botella de vino, no te falto el tipo en la cama… nunca te faltó el compañero enfermo al lado… tampoco te faltó el golpe diario, ni la denigración, ni el sometimiento… ¿Te acordás, que llorabas, y me pedías que te agradeciera? ¿Eh, mamá, no te acordás?... si, me hablabas del sacrificio, del plato de comida, del techo… a mi tampoco me faltó nada, probablemente algo tan trivial como paz, autorrespeto… pero siempre tuve algo a que temer, un tipo del cuál esconderme… si, gracias mamá, gracias por haberme dado tantas razones para huir… después de todo, si con vos hubiera sido feliz, todo lo que viví desde que me fui no hubiera tenido sentido.
¿Pero volviste, no? Si… ¿lo hiciste a propósito?... lo imagino… si, volviste, y pasamos un par de nostálgicos meses… y la verdad es que no me arrepiento mamá, aunque me haya impresionado un poco tu expresión mientras sentías el metal penetrándote… ahora estas acá, te estoy sosteniendo… estás muerta, mamá… pero la verdad es que estás igual… si, es así, siempre tuviste ojos muertos, esos ojos de mirada suplicante y frívola, inexpresivos… siempre tuviste ojos muertos.
Se posó frente a la alacena buscando con la mirada la caja de té, para advertir luego que dicha búsqueda era inútil. Pensó “qué desdicha, nunca tengo lo que quiero”. En primera instancia rió para sus adentros diciéndose “qué exagerado”, pero luego conjeturó que no sería nada difícil llevar esa expresión a órdenes un tanto más globales. Magnos. Sintió entonces un nudo en la garganta. “¿Y si esa frase pudiera yo emplearla en todos los órdenes y acciones de mi vida?”. Pensar en eso le dio escalofríos, pues consideraba que su vida era placentera y que no debía ponerla a prueba por tan solo una frase tonta y carente de sentido que cruzó por su cabeza un martes por la mañana al no encontrar un saco de té en la alacena.





http://hundomipecho.blogspot.com

Diálogo antagónico (¿versión libre?)

- ¿Qué? No creo que haya objeciones –
- Entonces cerrá los ojos de una vez –
- No es conveniente –
- No entiendo como vas a hacer, hay luz, y necesitás oscuridad –
- Quiero ser valiente, quiero enfrentar lo que viene –
- No viene nada, estúpido, un instante nomás, nada de dolor –
- ¿Y la famosa agonía? –
- Es inexistente –
- Vos y yo somos inexistentes –
- Tenés miedo, eso prueba tu existencia –
- Qué remedio… -
- Callate de una vez y cerrá los ojos –
- Bueno. Quiero que te encargues de que todos se acuerden de mi –
- No –
- Pero mi alma… -
- No es parte integral de tu inexistencia, existencia, revelación, yo que sé –
- ¿Es lo último que dirás? –
- Ya estoy acá abajo. Cualquier cosa que diga será tapada por la tierra –
- ¿Pensarás en mi? –
- Los primeros lustros de la eternidad. El resto de ella, no creo –


Entonces el alud. Aplausos.

Quand rien n'est assez

Sentado en la terminal encendí otro cigarrillo

el humo de mi boca apagó el brillo y el sol de la tarde

tan necio, tan cobarde, cuánto borracho pasa hoy

por la esquina del fracaso y la impotencia, qué torpe estoy


Se hizo tarde o eso al menos decía el reloj, ya no sé

contar las horas, las hojas valen más, ¿y cuánto el después?

Porque nadie miró al revés ni para atrás, tampoco vi yo

miraba al suelo, cabizbajo, ¿otra vez el terror?


La noche tembló, andate, dijo un viejo que miró extraño

qué raro dije yo, ¿las lágrimas apagan el sol?

más raro miró, no contestó pero mejor me largo

a caminar, que para transporte sobra letargo


Me pregunto cuánto vale una mirada, si la vida se apaga

después de un silencio, quemando viejas llagas

si nada alcanza todo queda en el talvez

quand rien n'est assez pour remplir les étoiles du ciel



http://www.faks87.blogspot.com
http://www.fotolog.com/piedradesisifo
http://www.fotolog.com/despuesdebogart

Lazo negro


09 julio 2009

Hay algo sobre tu mente?

En el fondo – dijo Ronald – lo que a vos te molesta es la legalidad en todas sus formas. En cuanto una cosa empieza a funcionar bien te sentís encarcelado.


Fernando baila en una bola transparente con olor a champú. Y su cabeza es un 8.
Creedence dice:
- Bender, salí ya de esa bola -
A lo que Bender asustado contesta:
- ¿Quéeeee?-


Mientras tanto la burbuja tiembla parecida a una gelatina en el ojo de un huracán o a lo que sea, la gravedad se confunde, la altura pierde importancia, el viento es el amo y señor de los rumbos, las palabras son como pintadas, las pintadas impulsos, luces, rayos distorsionados provenientes de la caverna más oscura (o brillante) del alma. Un paso atrás, después otro, y la vida ya no es la vida, la vida es eso que fue, esa transformación incompleta, ese antes de lo que es ahora, pero todavía no.
Vamos, un paso atrás, estamos de acuerdo en que la vida no puede ser esto que parece ser, la vida no puede ser un bueno acá andamos, la verdad es que no somos ni un guiño de lo que podemos. Somos tan falsos como una sombra en el río, bailarines en una fiesta de cristal, borradores de algún pequeño dios a la hora de la siesta.
Ahora otro paso; mirá el sol, pero miralo para adentro, miralo con el fondo de los ojos, dale, miralo y arrastralo hasta tu mente, entonces verás que no es tanto más que vos, en realidad si lo pensas lo podés meter en tu cabeza, tan pequeñito que quepa como un cubo de hielo en tu cabeza, tan pequeño que te queme el alma desde adentro, que bombee la sangre con su fuego infinito.


- Is there something on your mind? – grita Creedence y la burbuja estalla y Bender se desvanece y sobre lo demás nadie sabe.

08 julio 2009


Apertura

La chica piensa:
"Señor policía,
¿por qué no va donde
lo necesitan
en vez de estar
sacándose un moco
en el cuartito del subte?"
La chica dice:
"Jamás voy a conseguir
juntar las piezas
del mundo roto,
hecho pedazos".
Haría falta tirarse
al piso y armar el
rompecabezas
re difícil.
La chica siente:
"No entiendo nada".
La chica ve:
"Una paloma muerta
a la que las ruedas
de los autos siguen
matando incansablemente.
Un desparramo de plumas,
que vuelan".
Casi casi como si fuera
una película.
La chica imagina:
"La paloma o su alma
multicolor, aliviada".
La chica sueña:
"No más pesadillas,
no más morbo".
La chica escucha:
"Mil preguntas
dando vueltas en
la cabeza".
La chica lee:
"La chica piensa:
Señor policía,
¿por qué...?"
La chica soy yo.
La chica se va
porque tiene sed
de una cerveza
fría.
La chica los deja
con unas muchachas
y un muchacho
con instrumentos,
que van a hacer
música para policías
sacamocos,
para el mundo roto,
para los extraviados
que no entienden nada,
para las palomas muertas
(y para las vivas,
¿por qué no?)
y para mí
y para ustedes.
Qué divertido,
vamos a bailar.

Agapululan

«El sujeto tenía una mordaza.
los resabios de un amor...
mentira... de muchos, trastornados.
La sujeción era tal que el sujeto
predicaba, para verter toda su fuerza
y escapar. Pero cuando pensó que
en realidad, había posibilidades de huir,
entonces abrió los ojos como electrizado
y juró no ser tan impúdico con el futuro»

*

Ella aparece y se perfila
con 6 colores de pesadilla
uno en su pelo y en sus mejillas
otros sus labios, otros suspiran...
Una mirada arrastrada
que no apetece mirar fijo
pero quien quiera encontrar su halo
lo tiene en piel, con fiero filo.
...
A la ronda de los roces
me invitaste en un suspiro
Ciega, roja, muta, rompe,
y se me antoja como un ruido
Al enredo de las poses
me advertiste con empresa,
reza el pulpo de mis ansias
condenarte a mi destreza,
mas sin prisa me divierto
con carozos de otro luro
Ahi va el chulo desencaje
de los chakras laminados
Que se invierten de linaje
si los beso colorado
Ahí está el mundo diminuto
dentro del pupo desenroscado
loco de contento, magro,
me convido y me afano

Ella se moja de cresta marina
y se despide, para crecer,
yo la saludo con fruta fina
de mis encantos, del conocer.

Ella se va y se perfila
con 6 colores de selva lina,
uno en su velo y en sus mejillas,
otros sus labios,
que me suspiran.
*

07 julio 2009


Ley Primera (y única) Fundamental del DERVATOLIRUM (parte I)

Ley Primera (y única) Fundamental del DERVATOLIRUM


Inventemos un idioma, un lenguaje, una canción, un baile, para dos, para todos los que anhelen anexarse a una enfermedad colectiva de amor compartido, comprensión y discusión, noches de roscas, no de almidón.

Un dialecto secular sobre el abismo cabal, incalculable, impredecible, imperfecto. Sobre este páramo impenetrable que son los abismos inconmensurables de nuestro inconsciente colectivo, ya perpetrado. Para salir del mismo, para crear no sólo un dialecto, una nueva sociedad, habitada por protagonistas únicamente.

Corramos por las cornisas con un poema en borrador, desnudos en alma y cuerpo. Sin parámetros a los que sujetarnos, observando el universo como un niño a un precioso juguete.

Ha caído éste en las profundidades de la caverna de los miedos, entre tinieblas, y sórdidos ecos. Dos posibilidades, dos realidades preconcebidas: ir ha por él o unirnos al ejercito de entes conformistas que habitan los lugares más recónditos y populares. Tal vez existe una variante.

06 julio 2009

Lago


El imitador

De chico quise ser como Borges. Y me perdía en los laberintos del espejo, temiendo que esa imagen copiada se volviera real y me purgara de esta vida, o peor, que yo fuera el reflejo subconciente de algún sueño eterno, dormido por un dios pagano de tigres y caballos.
El sable era mi religión, y como el Martín Fierro, empuñaba el facón de la fantasía, para asesinar suavemente a la realidad; con ternura, con tersura.
Mas de grande, Cortázar me enseñó a jugar a la rayuela; y en charlas llenas de humo y vodka barato, escapábamos a las noches de lluvia refugiándonos en un solo de batería de Cobham o la trompeta de Davis. Hombres nos sentíamos, empuñando el cigarro de la madurez mientras con cacofonías retóricas intentábamos alegar inteligencia.
Por momentos, me sentía observado, mientras mi alma partida al medio, se compartía con aquel otro, lejano, que no se dejaba ver, mofándose de esta realidad y sus leyes. Hasta que caí en la cuenta, yo era el otro, ese otro que me observaba desde la oscuridad de mi alma. Desde esa oscuridad que no podía tocar, porque implicaba ser feliz.
Ya de adulto, Fontanarrosa me enseñó a añorar mi juventud, el arrabal de la mano de Piazzolla, el boliche del club, el dominó y el tejo; mientras aquella camiseta de fútbol, ya gastada de tanto hincha y sudor, de tanto polvo en cancha ajena, observaba, indómita, un partido de truco. Ridícula se me hacía la realidad, en aquel pancito con tuco que me alcanzaba mi mujer todos los domingos, aquel pancito que te invitaba a arrullar tranquilo.
Ya viejo... solo me queda morir en paz. Ya viejo, a la muerte solo se puede imitar.

Lo que pasa si...


05 julio 2009

Como soldados de juguete

Es un día caluroso pero es de esos en que uno prefiere quedarse dentro de casa. La madre dice a su hijo que volvera pronto. Sin poder suplicarle que se quede, el niño la ve por la ventana alejarse. Se queda junto al vidrio sin quitar la vista de la esquina donde desapareció el auto.

Entiende que está solo en la inmensidad de la casa. Al darse vuelta encuentra el cofre de sus tesoros, lleno de la más grande variedad de chiches que se hayan visto. Entre ellos soldados, caballeros, robots, jets, dragones.

Desanimado, abre el cofre y saca sus valiosas piezas. Inhalando ese pesado aire de verano se dispone a jugar. La guerra está por empezar y el sueño se lo lleva, comodamente recostado sobre el piso de madera.

La guerra ha empezado. Dragones sobrevolando a través de un cielo incandecente. Robots ennegreciendo el suelo a su paso rodeando a los caballeros y soldados, quienes pretenden defender su verde tierra. Y él está ahí viviéndolo. Fogonazos, disparos, rayos por doquier y él paralizado de la alegría, de la emoción, la diversión.

Pronto le resulta imposible ignorar los cuerpos que caen a su alrededor sin vida. Pero demasiado tarde para huir en algún sentido. El helado metal penetra en él, el calor rodea la herida. No siente el dolor, ya no tiene vida.

La madre vuelve con las compras. El desgarrador grito sigue casi inmediatamente al rechinar de la puerta abriéndose. Siempre se lamentará haber dejado la colección de cuchillos exhibidos sobre el cofre de juguetes.

Amor económico

Mi sístole no sería tu bocado
ni mi ánimo tan diestro
si no hubieras comprado
acciones en mi cielo y en mi infierno

Te vendo entrega al por mayor,
te pago con abrazos las culpas del pasado,
te alquilo mi paciencia una vez más
sólo por la renta perpetua de tu cambio de voluntad

¿Cuántas ganas hacen falta para inclinar tu balanza?
¿Qué estímulo requiere tu alma para ser productiva?
No quiero más ni pastoreo ni labranza:
me conformo apenas con caricia colectiva

Devuelve mi tristeza con menos interés,
pago al contado por el tacto de tu pelo,
hago donaciones y lo hacemos de revés,
acepto bancarrota si eso vale ser tu sueño.

Te entrego hasta lo que debo,
mi paz, tu paz, nuestro patrimonio,
que me embarguen el diablo y el demonio
si no te miro mientras duermo



http://www.faks87.blogspot.com
http://www.fotolog.com/piedradesisifo
http://www.fotolog.com/despuesdebogart


Pintura xilográfica
Cómo se hace para ver todas aquellas señales que sabemos por perdidas ahora que no hay viento que nos diga donde estamos. Y si no encontramos en hoja alguna ni el más mínimo recuerdo de todo lo que fuimos… ¿De qué sirve todo aquello que aprendimos? Hoy que hay muestras de un “hay tiempo” y la certeza de un “demasiado tarde” ¿A quién le importaría conocer todas las respuestas? Pero se sabe que algún día, de algún modo, haré las cosas correctamente, pero no será hoy, eso si que no, no será hoy. Y si te preguntas por qué habría de esperar, por qué no hacerlo bien de una vez por todas para ser al fin lo que vine a ser, mira… estás preguntando la única cosa a la que no puedo responder, no tiene caso, ya sabes la respuesta. Algún día se dará la ocasión de gritarnos los motivos que nos llevan a ser diferentes, a silenciar todas esas cosas que ya tenemos por entendidas, así como siempre habrá algo que decir dulcemente, algo por que convertir nuestras miradas en una sola, siempre existirá eso por lo que seguimos de pie día tras día. Y no importa lo que ocurra, no importan los juicios ni la sangre que derramemos, seguiremos peleando como siempre por ese único motivo, por esa causa a la que algún día juramos fidelidad por creerla perdida. Sea como sea, aun tenemos demasiados adioses que pronunciar, muchas despedidas que consolar y, por sobre todas las cosas, una eternidad de miradas por descubrir. Es así como se que de alguna forma me cuidas… porque algún día, de algún modo, vos también vas a hacer las cosas correctamente, pero no será hoy, eso si que no, no será hoy…

03 julio 2009

Orange county suite




Well I used to know someone fair.
She had orange ribbons in her hair.
She was such a trip,
She was hardly there.
But I loved her,

just the same.

02 julio 2009

Ce n'est jamais le jour


Subiendo van los humos

Usted podrá saber mucho de papeles pero de su caridad con el artista no entiende nada.
Tal vez como una hiedra crezcan las tristezas de los hombres. Pero, un simple cambio de compás podría ser la solución. Claro, complicaciones. ¿Quién comprará todos esos amores gastados, podridos, esas casas preciosas, ese peinado perfecto? Usted debería pensar en otras cosas, señor. Imagine que… ¡tan sólo imagine! Le parecerá extraño mi pedido, pero ya verá como su mente se vuelve gelatina al imaginar.
Y estos edificios espejados, estos estanques artificiales, esta vida posmoderna. Todo hecho con una finalidad práctica, alguien pragmático como usted, señor, no va a andar con tonterías como la construcción o el disfrute por el hecho mismo, inigualable de la belleza… No me venga con desfiles de moda, yo no quiero plástico, quiero la inmensidad del vacío, el infinito creativo de la nada. No me entenderá.
No voy a dar más vueltas, pues ya me he mareado con las que me ha hecho dar su amiga Burocracia, ¡si será una vieja arpía! Represento a un grupo Incierto. ¿Quiénes somos? Un grupo de amantes de la caridad del papel. ¿Qué hacemos? Buscamos la belleza. No, no la perfección, sino la plena capacidad de crear o suscitar sentimientos y revoluciones en el espíritu. ¡No señor, no queremos dinero! Queremos pedirle algo simple: abra su mente, cierre los ojos, sienta en sus manos la energía cósmica, ¿no siente ya en la yema de sus dedos el destello de aquella explosión en la misma nada, cuando mágicamente los segundos no corrían, cuando el tiempo no existía y nadie debía correr escapando a la muerte? ¿No? ¿Nada? Pues… entonces, será más difícil. Para usted y para nosotros.
En este momento me doy cuenta de algo que se nos escapó, algo que no tuvimos en cuenta, señor. Nosotros queremos elevar mente y espíritu, queremos que todas las almas tengan plenitud, ¿pero cómo lograrlo, si están presas? La belleza no es lo que las eleva. La belleza primero debería desencadenar las almas, para que cada una flote a su antojo, revolucione su mente de un color cualquiera, no el de la obra, pues la obra sólo tendrá el poder de otorgar albedrío interminable. Una vez emancipados los hombres, podrán elegir qué es belleza para ellos. Hay primero que liberar el alma para revolucionar la mente.

Patos

Preámbulo:

Esas manos diminutas que tejen pulpos al crochet, pulpos que sonríen y se entregan sin reparos a una prisión de madera. Son pulpos y caminan con ese paso rítmico, tan difícil de concretar en una escalera.

De las objeciones de los patos

Los patos no tienen cola ni pueden ser abogados. Si no fuera por esa simpatía amarilla que los hace parecer felices con todo a su alrededor, contando además lo improfesionales que parecen cuando sumergen si cabeza en el agua, y usted ve solo un par de patas moviéndose en la superficie.
Cuando los patos caminan, caminan como patos. Como todos sabemos que caminan. Con ese pasito corto y torpe que nos indica inmediatamente que un pato no puede ejercer tan seria labor. Lejos de hacernos recordar la graciosa elegancia de una evidente bailarina profesional que no puede lograr que los dedos de sus pies miren hacia el frente, los patos parecen hacer siempre el mismo recorrido. Un camino inútilmente circular acompañado por ese graznido medio ahogado que los hace tan inofensivos.
Pero, principalmente, un pato no puede ser abogado por esa razón tan aceptada y compartida que nos marca, simplemente, la inocencia del mismo. Dígame, ahora, si alguien puede imaginar el mínimo daño producido por un pato. El pato no muerde, ni salta, ni patea. Y justamente aquí radica lo esencial del punto, y es caer en cuenta del lado oscuro del animal, ese lado oculto. Porque nadie, nunca, podría confiar plenamente en alguien que parece no tener ningún defecto.
Entonces ahora, ya entrados en tema, se pueden sacar conclusiones. No sé usted, pero yo nunca, jamás, contrataría a un pato como abogado.