05 septiembre 2009

AMOR

pierdes el tiempo
allá abajo, ni tan abajo, se ha perdido una llama en llamas, irrecuperable
bebes de mis ojos, que no miran más que un horizonte privado
lo tuyo
oh, la cuna de todo vibrar de las venas, de toda ninfa algo ebria que narra y fornica


has de ser la vida eternamente
y más allá de cualquier Venus

1 comentario:

Lena dijo...

Tomás Rodríguez, vos si que sabés como crear espectaculares imágenes. Por lo menos a mi imaginación la incentivas enormemente con las palabras que escribís.
Se me suscita una mezcla entre metafísica y terrenal con tu texto, yyyyyyyy me gusta, es especial, como una sinestesia pero no de los sentidos, del espíritu por así decirlo, aunque tal vez esté desvariando.

Eso. Y justo mientras escribo suena A Day in the Life, "I loved to turn you on", cuantos hoyos se necesitan para llenar el Albert Hall... Ese cambio de ambiente que sufre el tema, de Lennon a McCartney, de la tensión a la rutina que aun asi termina en ensueño, y entonces volvemos a la penumbra.