15 septiembre 2009

Manifestándonos

(...)

Exprésanos, donde sea que estén los pétalos, pero exprésanos una forma de percibir la realidad de los sueños, ya sabemos que son ligeros, que son brújulas entre lo conocido y lo desconocido, pero nunca supimos que en el medio hay una silla, que en esa misma nos sentamos para analizar cada caída de un párpado.

(...)

Distráenos del sol por un rato y enséñanos el caparazón de tu atmósfera, crucifícanos en el tiempo muerto y haznos sentir sed en tu infierno, manifiéstanos tu fuerza cerebral, tu maniobra occidental, tu energía oriental, tu navaja universal, adórnate de sanguijuelas sedientas y acuchíllanos en las olas exhaustas, que broten tus sentidos en nuestros ojos nacidos, que no haya más desdichos salvo un crepúsculo adormecido en los dedos de un largo y arduo camino, que bailen las vacas sagradas alrededor de tu fuego y enséñanos que éso es la vida filosa en la que nos echaste a flote invisible.



http://torresdemanzanasverdes.blogspot.com/

3 comentarios:

Angus dijo...

Me gusta.

Ale Nu dijo...

"Me gusta?"

A mí me alucina, y con conocimiento de causa lo digo. Agustina (Peperina) es más que una escritora, es una niña atravesada por visiones crípticas, esclarecedoras (valga la contradicción) principalmente de ella misma, pero, como sucede con algunos grandes artistas (malditos, impolutos) ella misma logra ser metáfora de nuestro tiempo y hasta del futuro. Leerla me provoca escalofríos, ternura, inquietudes, certezas indefinibles... Qué se yo...

Agus: vas a sobrevivir a tu propia revolución, no lo olvides. Te quiero, y quiero leerte, porque es como leer la palma del universo.

Mindbleeder dijo...

Me gusta