22 octubre 2009

Haiku

Y entre la lluvia vos,
llegaste solo,
tempestad que me niega.

-

La palabra profana,
corrompe verbos,
inventa vanos mitos.

-

Los colores del alba,
se llenan de mi,
como un mándala.

-

Creo oírte llegar,
- desde tus manos -
sinestesia musical.


-


En el bosque divino,
yacen sepulturas.
que inmaculan la luz.

-

Escalera de Babel,
persigna siempre
éste emblema de lunas.

-


Sólo veo el vacío,
lluvia que flota,
su oleaje casual.



-

Poesía, te buscaré
desnuda de luz,
con los piernas aladas.


-


Se quedará pensando
lo invisible.
mas, su fe crepitará.


-


Tu rocío se hamaca en mí,
húmedo don,
deja nacer tu suerte.


-

La arena no cae más.
hace antaño,
que freno nuestro reloj.

6 comentarios:

Kosma dijo...

Suspiro.

!!

Kosma dijo...

Ya no un suspiro, ya no un golpe seco.
Diría: una tormenta de versos, una catarsis de estrofas. Una tarde de viento y lluvia oriental.

Lena dijo...

Los volviste a todos locos con tu sombrero de seducción literaria budista zen.

freddie dijo...

¡Cómo te gustan los desafíos, Girondita! Vos estás en mi dream team evohiano (hace rato, eh)

Blancov2 dijo...

"Poesía, te buscaré
desnuda de luz,
con los piernas aladas."

Como vuelos de pequeños trozos del oro mas verde. Hermoso, me encanta.

René Roche dijo...

La arena no cae más.
Hace antaño,
que freno nuestro reloj.