15 enero 2010

Luz

1


trágica luz inunda ventanas en lo inmóvil
apenas infancia sobre los vértices del día



2


algo pasa, se sabe:
una voz detrás del espejo,
las palabras suceden tras el párpado;
(luz intacta, irrevocable...)
¿quién podrá devolverla a su ámbito
ya embalsamada, restituida,
ya vertida aquí, entre los márgenes?
¿alcanzará así, sostenida sobre los vértices
del mundo?
¿caerá algún día, nacerá,
por fín?

2 comentarios:

Agu dijo...

Es como mucha hermosura junta.
Muchusima. Cada palabrita cae, pero no PLAF, cae tan lento, tan pluma, tan libre.

Akira dijo...

muy pero muy lindo, me gusto mucho. Es uno de esos poemas que me hace sentir que las palabras dejan de ser simbolos para tranformarse en la cosa misma,como si ocurriera un mimetismo absoluto...
muy bueno lo suyo!