15 agosto 2010

La identidad de nuestros cuerpos

Su cuerpo flotaba al borde del río medio de costado enroscado en un cable
con los pastizales un poco cansados de ocultarlo,
bajo un sol ese sol que raja la tierra evapora el agua quema las calvas,
esperando a ser descubierto por un pescador o un niño aventurero o un animal hambriento,
y es sólo un cuerpo que tal vez amó odió mintió rió
hizo muchas cosas, seguramente, ese cuerpo
pero las debe haber hecho todas cuando adentro tenía a una persona encerrada,
cuando era gente, digamos.

¿Quién mató a la persona que habitaba ese cuerpo?
¿Quién era esa persona que ahora ya no está y que sólo dejó un cuerpo enroscado en un cable
con los pastizales un poco cansados de ocultarlos?
Hay algo tan elemental en todo eso,
la identidad, quiero decir

¿Quién matará la persona que llevo dentro?

4 comentarios:

Akira dijo...

Muy bueno mister egon. ahora le falta hacer uno sobre las personas que mueren antes que sus cuerpos

Anónimo dijo...

claramente es uno de los tuyos que más me encantó. te abrazoooooooooo pibe. te felicito un montonazo.


la agustina.

Ma Lena dijo...

Tengo una imposibilidad para separar persona-mente. Pero entiendo a la perfección lo que querés decir; ese es tu mérito, y muchos otros también, pero bueno.

Y sabés qué siento, que pensaste vomitando más que antes, que pensabas meditando. Y me gusta me gusta. Capaz que le yerro viste, pero bueno.

Anónimo dijo...

Muy bueno, che.