14 junio 2011

A vos


Te ame.
Cada minuciosa hora.
y del trigo azul de mis tequieros robaste el aliento.

Te di hasta donde las promesas se vuelven buenosdias.
y probaste, como quien practica su gracia,
 otro beso.

Sigo siendo tuyo y
-me jurás- que todavía sos mía.

Ya poco nos interesa.
 a donde voló la ausencia de ausentes.
a donde la presencia de temor como perro 
segmentadito de noches y de premoniciones.

me juras que las cosas suceden  y pasan
 y solo quedamos nosotros con nuestra alegría, 
con nuestro descontento.
Te juro, corazón,
que te quise arrebolado de crepúsculos,
 hasta donde nace el viento.

te juro que a pesar de mi esperanza.
de mis libros y tus noches bajo la piel
ya no se si te quiero.

2 comentarios:

n o c he dijo...

Dolorosamente bello

Ma Lena dijo...

No son los amores que me atraen o me enamoran.