06 junio 2009

La revolución está en las mentes

¿Dónde si no?

2 comentarios:

Lena dijo...

Una relame las incopelusas, viendo si todo funca y esperando que este proyecto tenga adherentes. ¡Y me refiero a ahí abajo!

Julieta dijo...

Sí, pienso lo mismo. Parece que entrar en la adultez es un poco de eso, de darse cuenta de que si no empieza en la cabeza de la gente, aceptándolo como un proceso personal con tiempos individuales, nunca se va a llegar a nada. Podemos ser un montón queriéndolo, intentando convencer a los ignorantes, pero si no se dan cuenta...
Sí, me convierte en seguidora.
En algún momento mandaré un mail con algún asunto que tenga que ver con relamer las incopelusas. O el glíglico. O La Maga. O algún mermasmo.