30 agosto 2009

Gula

¡Abandonado!, Sumergido, Desbordado
Insaciable, Corruptor moral.

Devorador oceánico, Monstruo,
Amenaza, Horror.

Bola, Baba, Agujero infinito,
Big Bang.

Ah! ¿Por qué atraigo la maldad?
Si soy despertado por avispas punzantes
Y las flores organizan fugas de mi jardín.
Oscuridad de nubes entran por los zócalos
Y ¡Ay de mí frente a los espejos!

Las abuelas y las madres
Unen su progenie
Bajo la sombra de mi silueta.
Mientras se divierten señalando
Rezan sus salmos:
Deforme, Inmundo, Grasoso…
¡Ya hasta deseo que me digan gordo!

¿Y por qué tanto?
Preguntan los compasivos
¿Es que no existe límite para la gula?

Yo he dicho que pierdo mis amarres
Frente a la suavidad tersa
De la crema bien batida.
Jadeo ante el chocolate majestuoso
Que esconde la menta,
¿Qué religión existe fuera del chocolate con menta
Y el abrazo fraternal de la aspereza del queso?

Aventura en mayonesa.
Me desplazo montado
En el barco audaz
De mi paladar inmenso.

Se que comiendo he de llegar al cielo
Como un acto de amor,
De retribución valiente al alimento
Que nunca osó juzgarme.

Y a la naturaleza que me acompaña,
Comprende mi hambre,
Saluda mi voracidad
Y me brinda generosa las criaturas de su nutrición

¡Hermosos manjares!
Ya me siento uno de ustedes
Acérquense y sáquenme a bailar,
A mí,
A este gordo,
De andar reposado y mirada ansiosa.
A la masa, panza, baba, bola
¿Quién bailará esta noche con el Big Bang?

Yo te introduciré en mi plato y te brindaré
La ternura de los amantes,
La dulce comprensión de un espíritu hermano
Que valora tu textura y sabor
Pero lamenta tu fugacidad.

¡Y que los otros pasen hambre!
¿Por qué preocuparse de quién
Amarra sus sentidos y riega la planta del temor?
Usen su boca, adelante,
Consúmanse con sus maldiciones
A este devorador oceánico,
Un hombre al que le gusta la comida.

Griten, escupan y ayunen.
Porque todo el sistema falló,
Como una ecuación desacertada
Porque estoy acá, y estoy comiendo.
Mi cuerpo es el reflejo de su fracaso
Enciérrenme, Castíguenme, Mátenme,
Pero no podrán atragantar mi hambre,
Ya nunca se saciará este monstruo,

Deforme, Inmundo, Grasoso…

Deforme, Inmundo, Grasoso…


http://ociosinprisa.blogspot.com/

1 comentario:

Lena dijo...

Recuerdo el silencio, por suerte me estás acostumbrando a tu escribir que es un golazo.