15 septiembre 2010

Muerte en el transiberiano de Bulogne









3 comentarios:

Anónimo dijo...

Hermosa sensación, la ternura ajena del pequeñin, me contagió de ensueño subreal...

Lena dijo...

Tomá, me partió la bocha este revuelo metafísico, este crescendo de tensión ¿onírica?
¡Grande Regucho!

Soy Buli dijo...

Muy surrealista.. buenísimo =)!