09 septiembre 2010

telaraña

Desde el fondo del tiempo y el interior más profundo te tiendo una trampa, desde antes de articular lenguajes y desde donde no hay luz humana, en un pasado desconocido y en el silencio que no precede a palabras, cuando eras sin forma y yo sin futuro y dentro de esa espera. Miro alrededor y todo va a tornarse del color que prefieras para hacerte caer más rápido, tan lentamente como el siglo que pasó recién entre el sí y su pregunta. Y es que estoy sospechando que desde el fondo del espacio y el verde más lumínico me tendés una red que me atrapará (ayer) y yo con mi sonrisa más ingenua creyendo ser el cazador. Oís pasos a mi alrededor y todo se me vuelve sonoramente tuyo como para cegar mi caminata y el curso de mi voz y ella pronuncia en voz alta eso, esto, aquello. Y todo para qué. Pero no me importa si tiene profundidad o no. Destino o magnetismo es lo mismo. Al revés o al derecho es igual.

1 comentario:

Luz dijo...

hay palabras que me gustan mucho,este texto las pinta de una forma buenísima...me encanta!
buen escrito, felicitaciones!