21 junio 2009

Marzo negro en el maremoto azul

Siempre me planteo que mañana dejaré de ser esta triste loca que soy
pero ¿quién puede despojarse de las uvas negras que se filtran en la esencia
por los poros abiertos de la piel?
Mañana la gracia habré perdido de caminar entre flores
de mirar cielos sin soles
y tus manos muertas.
Con el cuerpo resquebrajado de ira, intento contener
el abismo de tus cuencas vacías, que me miran.
Todo lo que me olvida es dios
o un invierno transparente.
Los delfines se suicidan en el mar por mi culpa,
los usé en poesías y los condené a la angustia
de ser una palabra que nadie puede ver ni entender.
¿Qué es el sol sino un no ser la noche?
¿Qué sos vos sino un errar mi palabra?
¿Qué soy yo sino un grito contenido?
O una voz que desfallece dentro de la mañana mortecina que se avista a lo lejos.
Tal vez yo no soy nada, ni la música es nada
ni la flor es nada
condenada al silencio de estas manos.
Me gustaría darle vida a todo esto de mi alrededor
pero caigo en la cuenta de que la única acá que necesita vida
soy yo.

2 comentarios:

Lena dijo...

"Con el cuerpo resquebrajado de ira, intento contener
el abismo de tus cuencas vacías, que me miran.
Todo lo que me olvida es dios
o un invierno transparente."

Intenté describir lo que este fragmento me causó al leerlo pero es imposible. Me parece buenísimo, precioso.
Me encanta el cómo y lo qué escribe esta piba. Encima cometo el error de leerla mientras escucho Real Love hecha por R Spektor. En estos ojos inevitablemente se zambullirán lágrimas (y no al revés).

sanspapiers dijo...

Me senti identificada con el estilo de escritura pero...
por favor!! es uno de esos poemas que decis: por que no lo escribi yo!
Hermoso de verdad MUY hermoso
felicitaciones a quien sea que lo haya escrito