09 junio 2009

Tus imágenes

En la ascendencia está la entrega
de mi pecho y mis brazos y mi sien altiva
no sé lo que habrá pero voy hacia eso,
inmolándome, por un poco de claridad.
Sin embargo algo se desprende de mí
y me aferra al aquí y al ahora
al suelo de mi vida, de mi mente.
Me envuelve una enredadera de sensaciones,
me succiona y me quiere llevar
para abajo, siempre para abajo...
Yo me esfuerzo por seguir subiendo los escalones,
pero las ramas entorpecen mi paso
ya entorpecido hace tiempo.
Trato de correr, descubro que puedo
y puedo también quebrar ramas.
Algo se divisa más arriba,
en mi mente hay sólo subida,
no más bajada,
pero mucha incertidumbre.
Sólo me queda seguir subiendo
procurando defenderme
de mis propias raíces
eclipsadas por la luna.

1 comentario:

Lena dijo...

Solo tengo halagos para este poema.