09 agosto 2009

Acerca de los artistas (o Dígale no a la cañita pescadora)

El artista es, ante todo, un ser sensible, y es por ello que necesita de la fortaleza que solo el Arte y/o el Amor le pueden dar. Esto es importante porque siendo (o considerándose mínimamente) un artista sería cuando menos imprudente atacar a otro artista sin más argumentos que la envidia y el egoísmo. Este espacio es muy valioso, ya que nos permite compartir con otros artistas nuestros sentimientos, nuestras inquietudes, nuestra intimidad, nuestro mundo. Sostengo que el Arte es eterno, infinito y de todos, y por ello no existe un Arte Verdadero o algo por el estilo. Quiero decir: un poema, una canción, una pintura, una fotografía, una etcétera, no deberán ser jamás juzgados con recursos (o debería decir "armas") que excedan los límites de lo que el Arte representa para los artistas: sentimiento. Decirle a una persona que abre sin pudores su pecho invitándonos a pasar a conocer su valioso (valiosísimo) universo personal que su obra es una mierda, es un acto que juzgo de malicioso. Una cosa es criticar, comentar u opinar y otra cosa es atacar. Si un ser humano me pide mi opinión acerca de su obra artística, mi respuesta será en base a tecnicismos que nada tengan que ver con la subjetividad y la creatividad del autor, puesto que considero que una idea nunca puede ser criticable, pues nada hay más maravilloso que las ideas. Sí puede ser criticable la metodología y los recursos empleados para transimitir dicha idea en caso de que estos interfieran con la intención del artista (aunque esto es sólo un punto de vista y nunca una pretensión de querer imponer una verdad). Pero inmiscuirse en asuntos que nos son completamente ajenos (esto es, lo que motiva al artista a hablar de determinados temas) es una desubicación. El artista siente, es una bola de sensibilidad, y decirle que lo que hace ESTÁ MAL es mutilar su alma. Es un insulto, una depravación. Que gente no ligada al Arte se permita hacer ese tipo de declaraciones es comprensible y hasta diría aceptable, pero que dichos comentarios salgan de la boca de una persona que se desempeña en tareas involucradas directamente con el Arte roza con la falta de criterio e integridad.
Los sentimientos no pueden ni deben ser juzgados; no pueden ni deben ser señalados con el dedo provocando humillación, angustia y tristeza en una persona que solamente dejó que mirásemos en su interior (nada más noble y peligroso). Con esto solo quiero sugerirles que amen a los Artistas, que los apoyen, que los defiendan, que los aconsejen y que nunca (nunca, nunca) los defentestren, pues eso es vómito negro. Y nada más.


http://hundomipecho.blogspot.com/

10 comentarios:

Lena dijo...

No me animo a llamarme "artista". Estoy de acuerdo en lo aberrante que es juzgar la obra de alguien (so pretexto de crítica constructiva)anteponiendo el ego. Para poder juzgar una obra artística, que conlleva ideología, sentimiento, construcción sociocultural, histórica y afectiva, hay que tener los pantalones bajos (o bien puestos) y haber podido criticar primero lo propio.
Creo que condenar es algo contraproducente, para llamarlo de alguna manera. En esta época de desdén hacia las actividades creativas, en donde es tan difícil dar difusión e importancia al arte, que se creen debates abiertos es esencial.

¡Freddie, soy tu fan número 1!

Lucas dijo...

Más que "Acerca de los artistas" podría deecirse "Acerca de cómo percibir a los artistas, procedimientos correctos y esperables a seguir", con lo cual el texto se habría pasado por alto tranquilamente sin perder nada en absoluto.
No es que esté diciendo que tu arte sea una mierda, no vayas a creer eso. La realidad es que lo de acá arriba no puedo tomarlo como arte y no creo que así sea considerado por nadie, ya que no hay vida, sino instrucciones y morales. Ergo me escapo de que se me apliquen etiquetas tales como "depravado", "desubicado", "falto de criterio e integridad", y demases adjetivos dignos de una renovación de himno nacional, que, por lo demás en nada me afectarían.
Sobre el texto en sí mismo creo que estar en desacuerdo es poco, porque desde el vamos me cuesta aceptarlo. Pero entro, entro en el debate por la sensación que me da el texto de camisa abrochada hasta el cuello y corbata.
Bajo mi criterio, un artista (esta palabra en la concepción de artista como creador de algo que de alguna manera está destinado a acariciar el alma de quien lo perciba) tiene que saber apreciar una crítica cualquiera que sea en el formato en el que venga. Saber apreciarla como conocimiento, como puente a una sabiduría que abarca a su propia obra y puente a la persona que hace de la obra parte de su vida. Que alguien opine que lo que uno hace es aberrante, horrible, vacío, mundano, en resumidas cuentas una mierda, no es de ninguna manera una condena, o no debería tomarse así. Opinion y punto. Saber que no hay verdad, que la verdad del que crítica no es el todo, no es la verdad, es solo una faceta más de esa persona, la persona desnúdandose ante el cuadro, ante la música, el poema. La verdad única es la obra, y no hay forma alguna de llegar a ella, o sí, pero ni idea escribible. En cambio sí a las personas, al que admira, al alma acariciada, ¿qué mejor que saber cómo es que reacciona ante nuestra creación? Más valoro la sensibilidad artística, la expresión, la respuesta si se quiere ideológica, que aquella crítica basada en tecnisismos de taller literario municipal. Estando de acuerdo con esto, ¿para qué restringir? ¿por qué un cuadro puede ser hermoso pero no horrible, si así es como nos llega? ¿por qué hay que callar lo que se siente, máxime cuando ese sentimiento es el asco o el desagrado? Nada tienen que ver estos sentimientos con la envidia o el egoísmo; sumamente falso. ¿El artista, el verdadero artista, baja los brazos ante el desprecio de las personas por su obra, ante el “vómito negro”? (véase Van Gogh) No, no creo.
Por supuesto que sólo las almas saben cómo reaccionar ante el arte, lo único que vale es sentirlas, principalmente sentir las propias almas, sencibilizarse uno mismo ante el cuadro. Sentir con sinceridad (y esa es la palabra clave, sinceridad) lo sublime y lo repulsivo sin ser necesarias reglas para llegar a ese “puro sentimiento” que tan vulgar suena siendo en realidad utópicamente bello, o asqueroso, qué se yo.

Lena dijo...

la diferencia entre la crítica malintencionada y la sincera es sutil, tan sutil como la diferencia entre decir "lo que haces es una mierda" o "lo que haces me parece horrible".
Opiniones son opiniones, pero la agresividad es otra cosa. Creo que a eso se refiere el texto. O tal vez también a lo superficial y lo metafísico.
No me parece que sean instrucciones, o que se hable de la moral.
Así como puede ser criticado el artista como MIERDA, esos mismos pueden ser criticados de la misma manera. Hay un relativismo con el que no hay que joder, y esa es mi humilde opinión.

Freddie Egon dijo...

Lucas dice:
"La realidad es que lo de acá arriba no puedo tomarlo como arte y no creo que así sea considerado por nadie, ya que no hay vida, sino instrucciones y morales"

Egon contesta:
Bien, en ningun momento dije que la opinión titulada "Acerca de los artistas" fuese arte, así que el comentario está de más. Con respecto a lo de "instrucciones", más bien prefiero el término "sugerencias", pues no creo en las verdades absolutas y dar instrucciones necesita necesariamente de la creencia en verdades absolutas.

Lucas dice:
"Ergo me escapo de que se me apliquen etiquetas tales como "depravado", "desubicado", "falto de criterio e integridad", y demases adjetivos dignos de una renovación de himno nacional, que, por lo demás en nada me afectarían"

Egon contesta:
Creo que te lo tomás como algo personal y la verdad es que en ningún momento mencioné a nadie. Sólo hablé de supuestos.

Lucas dice:
"entro en el debate por la sensación que me da el texto de camisa abrochada hasta el cuello y corbata"

Egon contesta:
Eso lo considero un insulto.

Lucas dice:
sencibilizarse

Egon corrige:
Sensibilizarse

Lucas dice:
"Más valoro la sensibilidad artística, la expresión, la respuesta si se quiere ideológica, que aquella crítica basada en tecnisismos de taller literario municipal"

Egon contesta:
Nunca fui a un taller literario municipal. En cuanto a lo que decís valorar, estoy de acuerdo, así que conjeturo que no me expresé bien y por eso me malentendiste o tal vez simplemente tenías ganas de estar en desacuerdo incluso en las cosas que opinamos igual.

Lucas dice:
"sin ser necesarias reglas para llegar a ese “puro sentimiento” que tan vulgar suena siendo en realidad utópicamente bello, o asqueroso, qué se yo"

Egon dice:
Nuevamente la agresión. No me gusta que me traten de vulgar, pero yo considero vulgar a la gente que escribe con faltas de ortografía así que supongo que estamos a mano. Igualmente destaco que hayas puesto una cita de algo que escribí en otro momento ("Puro sentimiento"), eso significa que tu desacuerdo con mi manera de pensar viene desde antes. Bien hechos los deberes.

Antes de finalizar quiero aclarar que no defiendo lo académico bajo ninguna circunstancia y que mi intención era tratar de definir la línea que divide las criticas constructivas (sean buenas o malas) de las destructivas. Si no se entendió el concepto: mala suerte.

Lucas dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Lucas dijo...

Quise modificar un detalle y ahora sí.

Paf!
Lo de las faltas de hortografia fue muy bueno. Pero sí, hay palabras que se me chiflan. Como la otra vuelta con "conózcase" o "conoscace". Pero es porque nunca presté atención en lengua, o por despistado, o por una rebeldía instintiva, casi natural hacia la RAE (pero en realidad no, es torpeza).

En cuanto a lo de la cita de tu poema bien podría tomarse como una crítica, y vos caés en eso que justamente yo quise poner en claro mientras escribía. Por nada en el mundo debe tomarse como un insulto ni verdad, es mi opinión, y tomala o dejala (dejala mejor, pero vos fijate, el poema no me pareció malo, no obstante esas dos palabritas me descolocaron, y sí, me salió que era vulgar, pensé que era vulgar, sentí que), pero para nada personal, nada personal, che.
Otra cosa, el texto me suena a camisa abrochada hasta el cuello y corbata (aunque distendiendo en esta discusión virtual aflojamos el nudo), qué querés, opiniones, OPINIONES.

Yo participo de un taller literario municipal, pero eso no importa tanto ahora, en realidad nada, lo que si esto: "mi respuesta será en base a tecnicismos que nada tengan que ver con la subjetividad y la creatividad del autor". Pero si estamos de acuerdo, estamos de acuerdo, las cosas se malinterpretan a veces (y no a propósito como estás obstinado en afirmar)

También habría que definir mejor eso de constructivo y destructivo, o no, qué se yo. Mejor, como diría Freddie Egon; mala suerte.

Luz dijo...

Una crítica constructiva es una devolución que le da al artista una visión, que tal vez antes no tenía, para poder mejorar su trabajo, sus obras, si prefieren llamarlas así. El artista puede tomar esas opiniones y aplicarlas, tal vez por la satisfacción de que sus obras sean admiradas sin que esto modifique el mensaje que transmiten, o tal vez simplemente porque está de acuerdo con esta crítica.
Una crítica destructiva no le devuelve nada al artista más que desprecio por lo que hace, que seguramente sería lo que más ama. Y los que hacen esas críticas olvidan que el autor antes de ser artista es una persona y, seguramente, sensible. Y, por sobre todo, olvidan la auto crítica.

Freddie Egon dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Freddie Egon dijo...

Iba a decir un montón de cosas, pero me percaté de que era exactamente lo mismo que dijo Luz.

Luz dijo...

Jaja! Suele pasar.
Es bueno estar tan de acuerdo en algo con alguien.