08 agosto 2009

Nos salvarán el arte y la pasión

desazón de desazones
si es que acaso la pasión
no es una sola
son muchas
y uno no es dueño
ni de una
y todas son
dueñas de uno

rendirle culto a la pasión
serle fiel
a la idea
de no ser fiel
más que a la pasión

Tristísima noche
la de aquel día
en que maldije el color del pelo de un macho cabrío
por querer faltarle
a la pasión

a la pasión, a pathos
a passion, y como sea que se diga en francés
en portugués
en olvido

el huésped visitante
sacude su linaje
al borde de la hoguera
se lo come el calor
la lluvia se precipita
serena, loba
viajera
y vieja se desparrama
intentando matar a la pasión

pero la pasión se defiende
munida de motivos
repleta de placeres
negociando perdones
empachándose de amores y de televisores
cruda
incesante
echa de un nuevo tipo de cemento

el contacto la germina
el silencio la guarda
el paso de este tiempo tuyo y mío la dilata

y cuando mi muro cierra su boca
y una lágrima se escurre desde la ventana
hacia a mí
mis sábanas pronuncian cosas degradantes



yo no soy dueño de nada
ni de la pasión
ni de nadie

pero los poetas deberíamos rompernos los cuernos
por hacer una enorme pira incendiaria llena de pintura
una que sepamos que se ira de aquí de nosotros
de la guarida del cuerpo tan cercano
y pintar el mundo
dejar las callecitas como un panfleto revolucionario
llenar los vientres de amores y deseos
derramar serpientes sobre amores ingratos
golpear la puerta de los diarios y pedirles
que lean una nueva novela
de los pendejos transgresores
que nacientes como flores
y radiantes como abejas
vuelcan vidas, olores, tragedias
y mañanas en la cama casera
sobre un pedazo de papel

rodear serenos las calles de la lluvia
de cámaras filmadoras
sacarles fotos en blanco y negro al corazón y a sus imágenes
inundar las veredas de trombones y saxos
de guitarras eléctricas
de pianos de cola
y afinarlo todo con el grito
de nuestra señora presidenta


hablar del silencio
es decir, hacer comedia

panfletear dramas absurdos
hacer de la pasión una religión severa
de constante feriado
y fiesta en la cama


coger hasta no aguantar más
llenarse de mieles
de perfumes de infancia


soltar de la jaula del hastío
a los artistas
como una bandada de pajaraos
que transforman una tarde
de una tarde azulada


y me esperarás certera y segura
serpiente del abismo más violeta
pasión, pathos, passion
en la plaza publica,
o donde no halla
nadie
en la
puerta
de
la
iglesia
para besarme
y tocarme el sexo
y tu risa loca
y tus músculos de titán
y algo más grande que los contadores de oficina
me informará
que soy tuyo
inevitable
men

t
e
tuyo




desazón de desazones
si es que acaso la pasión
no es una sola
son muchas

3 comentarios:

Lucía dijo...

quiero bailar y hacer el amor.
que lindo lindo que llueva

Freddie Egon dijo...

¡Amén! o mejor dicho: ¡Amen!

Muy bueno.

Angus dijo...

Me gusta.