12 agosto 2009

El hombre mediocre (por José Ingenieros) - fragmento -

"Todo escritor mediocre es candidato a criticastro. La incapacidad de crear le empuja a destruir. Su falta de inspiración le induce a rumiar el talento ajeno, empañándolo con especiosidades que denuncian su irreparable ultimidad. Los altos ingenios son ecuánimes para criticar a sus iguales, como si reconocieran en ellos una consanguinidad en línea directa; en el émulo no ven nunca un rival. Los grandes críticos son óptimos autores que escriben sobre temas propuestos por otros, como los versificadores con pie forzado; . la obra ajena es una ocasión para exhibir las ideas propias. El verdadero crítico enriquece las obras que estudia y en todo lo que toca deja un rastro de su personalidad.

Los criticastros son, de instinto, enemigos de la obra: desean achicarla por la simple razón de que ellos no la han escrito. Ni sabrían escribirla cuando el criticado les contestara: hazla mejor. Tienen la manos trabadas por la cinta métrica; su afán de medir a los demás responde al sueño de rebajarlos hasta su propia medida. Son, por definición, prestamistas, parásitos, viven de lo ajeno, pues se limitan a barajar con mano aviesa lo mismo que han aprendido en el libro que desacreditan. Cuando un gran escritor es erudito se lo reprochan como una falta de originalidad; si no lo es, se apresuran a culparlo de ignorancia. Si emplea un razonamiento que usaron otros, le llaman plagiario, aunque señale las fuentes de su sabiduría; si omite señalarlas, por harto vulgares, lo acusan de improbidad. En todo encuentran motivo para maldecir y envidiar, revelando su interna angustia. (...)"




Libro completo


http://hundomipecho.blogspot.com

3 comentarios:

Luz dijo...

Como para seguir el tema.
Es para leerlo todo me parece.

"Si emplea un razonamiento que usaron otros, le llaman plagiario, aunque señale las fuentes de su sabiduría."

Eso es rarísimo (no estoy de acuerdo)... En las artes plásticas, cuando un artista utiliza recursos creados por otros, se llama mañanismo (hablo de los recursos, no de la obra en sí). No sabría cómo aplicarlo a la literatura.

Angus dijo...

Me gusta, voy a echarle un vistazo a tu blog. Me parece muy bueno.

Lena dijo...

Justamente... El criticastro estaría en contra del mañanismo literario. Las razones ya las explica el amigo Ingenieros.

Bien, acá tengo el libro, comienzo a leerlo.